La medicina, una institución de control social

22/12/2021 Comentarios desactivados en La medicina, una institución de control social

Artículo escrito hace casi cincuenta años. Hace medio siglo que alguien vio con claridad lo que estaba empezando a pasar. Ahora ya es imparable. Si hasta hace no demasiado tiempo la salvación del alma lo justificaba todo, hoy en día es la salvación del cuerpo, lo que llaman salud. La «salud», no solo lo justifica todo, sino que se ha convertido en lo único importante de verdad. Por este medio las instituciones globales pretenden controlarlo todo: nuestros cuerpos, nuestras mentes, nuestras emociones, lo que podemos hacer y lo que no podemos hacer, dónde estamos y dónde deberíamos estar…

White supremacy

12/12/2021 Comentarios desactivados en White supremacy

Eskasak ezagutzen ditudan rapero/ MC
haien rimetan eztabaidatzen white supremacy
Hona hemen neronek botatako eskarmentua
baliteke sortzea, bada, inpaktua:

Not all white: ea paperak eman dituzun noizbait?
Ea zure kulturaz mozorratu al den norbait?
Familia itsasoan izan den zakarki erail?
Huskeriak bota baino… (tsss)

Rosaliako single gehienetan (quillo)
han-hemenka ibili omen da kultur lapurretan
Lapurrak ez du ikusten bere krimen bizioa
bizimodu bihurtu du kultur apropiazioa

Feminismo txuri hegemonikoa
esaiguzu: gutaz barrezka ari zara hala?
Huelvakoen marjinazio automatikoa
Jakin white tearseakin beteko dut lapikoa

Pray for Paris ta Bartzelona dago denen ahon
Siriarekiko babesa ez dut ikusten inon
Notre Dame sutara, eurozentrismo errautsak bost
Dirutza duzue artez kamuflatuta lor

Baina zer da ba artea eurovision showaren zalea
Segi sustatzen armen ta bomben ekoizleak
Segi instagramen c tangana moduko artista oi
Zuretzako Madrileño: zara kolono kabroi


Kolore anitzez margotutako dibertsitatea
gazte mugimenduek duten sarrera atea
bat-batean atea itxi du errealitateak
lanketaren nobela ez da kasualitatea

Esaerak dio: gezurrak hanka motzak ditu
Ta nik baino hobeto hori jakingo duzu zuk
itxurakeria zure txapita antifaxista
Ezkutuan deitzean la txinita , que lista!

Fantasía sexualetan dagoen txinita
neskalaguna izatea nahi duzun neska polita
Txina txinita Txina karatean onena
Mierda kutreak saltzen txinoan dagoena

Ederregia dena txinita izateko
Hemengoa izango dena euskaraz mintzatzeko
Baina euskaraz dut nik poesia sortu
Rapeatzekoa flowa soberan dut aitortu

Egin gaitezen raparen oholtzaren jabe
migratu, arrazializatu, emakume
Egin gaitezen raparen oholtzaren jabe
oholtza litzake ahalduntzeko sarbide

Nik entropia barrena aurkitu nuen izpia
egurra ematera bultzatu nauen hazia
irainak jaiotzeagatik jaio nintzen hirian
egia esan da inoiz itxiko ez den zauria

Son escasos los raperos/”MCs” que conozco que en sus rimas ponen en debate la “white supremacy” He aquí la lección que yo doy puede que crea impacto: “Not all white”: ¿has dado los papeles alguna vez? ¿Se ha disfrazado alguien de tu cultura? ¿Tu familia ha sido rudamente asesinada en el mar? Antes de decir tonterías… (tsss) En la mayoría de “singles” de Rosalia (quillo) ha debido de estar aquí y allá robando cultura El ladrón no ve su vicio criminal ha convertido la apropiación cultural en un modo de vida Feminismo blanco hegemónico dinos: ¿te estás riendo de nosotras o que? La marginación automática de las de Huelva Que sepas que voy a llenar de “white tears” la olla “Pray for Paris y Barcelona” esta en boca de todxs El apoyo a Siria no lo veo por ningun lado Notre Dame al fuego, las cenizas del eurocentrismo dan igual Vuestro dineral ha sido conseguido camuflado con arte Pero seguidor del “show” eurovisión, ¿qué es pues el arte? Sigue fomentando a lxs productorxs de armas y bombas Sigue en instagram a artistas como C. Tangana Para ti “Madrileño”: eres un colono cabrón La diversidad pintada de múltiples colores es la puerta de entrada que tienen los movimientos juveniles de repente la realidad ha cerrado la puerta la novela del trabajo no es casualidad Dice el dicho: “la mentira tiene las piernas cortas” y eso lo sabrás tú mejor que yo es un postureo tu chapita antifascista cuando a escondidas me llamas la chinita, ¡qué lista! La chinita de las fantasías sexuales la chica bonita que quieres que sea tu novia China chinita china la mejor karateka La que está vendiendo mierdas cutres en el chino La que es demasiado bella para ser chinita La que tiene que ser de aquí para hablar en euskera Pero en euskera he creado yo poesía Admite que tengo “flow” de sobra para rapear Hagámonos con el rap y la escena migradas, racializadas, mujeres Hagámonos con el rap y la escena la escena podría ser la entrada hacia la empoderación Yo encontre el rayo (de luz) a través de la entropía la semilla que me empujó a dar madera (dar madera en euskara significa dar caña) los insultos por nacer en la ciudad donde nací la verdad es que es una herida que nunca cerrará

Desde la línea

09/12/2021 Comentarios desactivados en Desde la línea

Joseph Ponthus, Desde la línea, Traducción del francés de Regina López Muñoz, Siruela, 2021

Edición original: À la ligne: Feuillets d’usine, Éditions de la Table Ronde, 2019

Al matadero
Voy como quien va
Al matadero

La línea es el matadero. Hay que ganar dinero. Ya no sabemos vivir de otra forma. Cuando hay que ganar dinero para poder vivir, hay que estar dispuesto a cualquier cosa. A lo que sea. A trabajar sin parar. En la línea.

Joseph Ponthus escribió un poema sobre el trabajo de los esclavos modernos. Un poema sobre su vida en la línea. Y poco después se murió de cáncer, con 42 años.

Creo que él mismo dijo en alguna entrevista que una de sus fuentes de inspiración era la Prosa del Transiberiano, de Blaise Cendrars. Otra, la menciona en el libro, es El diario de un obrero, de Thierry Metz.

En nombre de los derechos de las mujeres

09/12/2021 Comentarios desactivados en En nombre de los derechos de las mujeres

Sara R. Farris, En nombre de los derechos de las mujeres. El auge del feminacionalismo, Traducción de Elena Fernández-Renau. Traficantes de Sueños, 2021

Edición original: In the name of women’s rights, Duke University Press, 2017

“No es que las mujeres tengan categoría de colonia, sino que las colonias tienen categoría de mujer.”

MARIA MIES et al., “Women the Last Colony”

La autora constata que en los últimos tiempos ciertos colectivos de feministas y femócratas (representantes del feminismo institucional) se alían con el neoliberalismo y las ideologías nacionalistas de la derecha, e incluso de la extrema derecha, con la pretensión de salvar a las mujeres de otras culturas de las garras del patriarcado de las otras culturas, tal como los imperios pretendían hacer con sus colonias. A analizar este hecho dedica el libro. Lo hace con profundidad. Sus conclusiones son imprescindibles para cambiar nuestra mirada hacia esas otras mujeres. En nombre de sus derechos como mujeres, la sociedad occidental, gracias a la alianza anteriormente mencionada, busca aprovecharlas como mano de obra para sustituir a las mujeres occidentales “liberadas” del yugo de los trabajos domésticos y de cuidados.

“… en el mundo de los trabajadores migrantes, el trabajo de las mujeres migrantes parece obedecer sus propias reglas. Sigue las reglas de género y del «contrato sexual» dentro del hogar, que establece que las mujeres siguen siendo los sujetos a cargo de la reproducción y los cuidados. Pero también sigue las reglas del «contrato racial» según el cual, las minorías raciales y las personas de color siguen siendo aquellas que realizan las tareas menos deseables y menos valiosas de la sociedad.”

Feministas y nacionalistas se prestan al juego del neoliberalismo y del transhumanismo patriarcal que lo que necesita es consumidores y productores asexuados. En la sociedad “ideal” promovida por este neoliberalismo transhumanista, las mujeres occidentales serán borradas como mujeres ya que, supuestamente liberadas, tendrán el mismo papel que los hombres y sus sexos serán indistinguibles, todos serán LGTBIetc. Las que no serán borradas son las mujeres de otras culturas, a las que se “emancipa” de la opresión a la que les someten sus culturas patriarcales, para que realicen los trabajos reproductivos: vientres de alquiler, trabajos domésticos, cuidado de niños y ancianos, prostitución…

Se estrecha el cerco

25/11/2021 Comentarios desactivados en Se estrecha el cerco

Se estrecha el cerco
Estamos asistiendo a un linchamiento de la disensión.
Si no te apuntas a lo dictado, te espera un castigo.
El certificado de vacunación contra el Covid, aparte de certificar la imbecilidad y la obediencia mecánica, supone un primer paso decisivo.
Políticos de todo plumaje, empresarios asqueantes e intelectuales prostituidos claman y claman por el Imperio de las Vacunas.
Yo, que no creo en la Ciencia,
menos aún en la ciencia médica,
que detesto las Universidades
y los Laboratorios,
solo tengo una cosa que decir:
«Gentes de los poderes
y de los comercios,
podéis aplastarme
sin dificultad,
demonizarme,
borrarme del mundo de la opinión,
silenciarme,
pero ya no está entre vuestras facultades
clavarme una aguja».
Resulta que mi cuerpo es mío
y yo dirijo esos pasos
que lo alejan de vosotros.
Buena caza, antropocidas
de incógnito!

Pedro García Olivo, Alto Juliana

El futuro es un lugar extraño

25/11/2021 Comentarios desactivados en El futuro es un lugar extraño

Cynthia Rimsky, El futuro es un lugar extraño, Penguin Random House, Buenos Aires, 2017

¿Sabes lo que no soportan? Que a pesar de todo lo que hicieron para aniquilarnos continuemos siendo críticos.

Desde que comenzó a buscar su pasado, el sistema evolucionó tanto que si comenzara hoy, aparecería otro pasado.

El futuro es un lugar en el que, cuando llegamos a él, encontramos que nada es como habíamos creído que sería. Es, por tanto, un lugar extraño. Nunca habríamos pensado que el futuro sería tan traidor.

Cathia Rimsky encarna en esta gran novela la memoria desobediente de la memoria oficial. En Chile, las luchas contra la dictadura durante los años 80, terminaron con un gran pacto. Es la historia de una “entrega”. Los antiguos luchadores por la libertad se convirtieron fácilmente en piezas del puzzle neoliberal. Algo muy parecido a lo que ocurrió en la “modélica” transición española. Transiciones tan mentirosas como el sismo que se produjo en Chile el 27 de febrero de 2010, un sismo “mentiroso porque había dejado intactas las fachadas y destruido los interiores”, pero al revés, ya que se cambiaron las fachadas para mantenerlo todo igual e incluso peor.

La mauvaise réputation

24/11/2021 Comentarios desactivados en La mauvaise réputation

En el pueblo se empieza a oir,
Muerte, muerte al villano vil,

[…]

No a la gente no le gusta que uno tenga su propia fe…

Au village, sans prétention
J’ai mauvaise réputation
Qu’je me démène ou que je reste coi
Je passe pour un je-ne-sais-quoi

Je ne fais pourtant de tort à personne
En suivant mon chemin de petit bonhomme

Mais les braves gens n’aiment pas que
L’on suive une autre route qu’eux
Non, les braves gens n’aiment pas que
L’on suive une autre route qu’eux

Tout le monde médit de moi
Sauf les muets, ça va de soi

Le jour du 14 juillet
Je reste dans mon lit douillet
La musique qui marche au pas
Cela ne me regarde pas

Je ne fais pourtant de tort à personne
En n’écoutant pas le clairon qui sonne

Mais les braves gens n’aiment pas que
L’on suive une autre route qu’eux
Non, les braves gens n’aiment pas que
L’on suive une autre route qu’eux

Tout le monde me montre au doigt
Sauf les manchots, ça va de soi

Quand j’croise un voleur malchanceux
Poursuivi par un cul-terreux
J’lance la patte et, pourquoi le taire?
Le cul-terreux se retrouve par terre

Je ne fais pourtant de tort à personne
En laissant courir les voleurs de pommes

Mais les braves gens n’aiment pas que
L’on suive une autre route qu’eux
Non, les braves gens n’aiment pas que
L’on suive une autre route qu’eux

Tout le monde se rue sur moi
Sauf les cul-de-jatte, ça va de soi

Pas besoin d’être Jérémie
Pour deviner le sort qui m’est promis
S’ils trouvent une corde à leur goût
Ils me la passeront au cou

Je ne fais pourtant de tort à personne
En suivant les chemins qui ne mènent pas à Rome

Mais les brave gens n’aiment pas que
L’on suive une autre route qu’eux
Non, les braves gens n’aiment pas que
L’on suive une autre route qu’eux

Tout le monde viendra me voir pendu
Sauf les aveugles, bien entendu

En mi pueblo sin pretensión
Tengo mala reputación,
Haga lo que haga es igual
Todo lo consideran mal,
Yo no pienso pues hacer ningún daño
Queriendo vivir fuera del rebaño;

No, a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
No, a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe

Todos todos me miran mal
Salvo los ciegos es natural.

Cuando la fiesta nacional
Yo me quedo en la cama igual,
Que la música militar
Nunca me supo levantar.
En el mundo pues no hay mayor pecado
Que el de no seguir al abanderado

Y a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Y a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe

Todos me muestran con el dedo
Salvo los mancos, quiero y no puedo.

Si en la calle corre un ladrón
Y a la zaga va un ricachón
Zancadilla doy al señor
Y aplastado el perseguidor
Eso sí que sí que será una lata
Siempre tengo yo que meter la pata

Y a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Y a la gente no gusta que
Uno tenga su propia feTodos tras de mí a correr
Salvo los cojos, es de creer.

No hace falta saber latín
Yo ya se cual será mi fin,
En el pueblo se empieza a oir,
Muerte, muerte al villano vil,
Yo no pienso pues armar ningún lío
Con que no va a Roma el camino mío,

No a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
No a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe

Todos vendrán a verme ahorcar,
Salvo los ciegos, es natural.

Fuck The System

18/11/2021 Comentarios desactivados en Fuck The System

El vendedor de alfombras

18/11/2021 Comentarios desactivados en El vendedor de alfombras

Mariano Fortuny, «El venedor de tapissos» (Museo del Monasterio de Montserrat)

Un profesor norteamericano y su esposa cuentan que en un pueblo de Capadocia les salió al encuentro un joven educado. Aunque por sus maneras obsequiosas se dieron cuenta de que se trataba de un vendedor de alfombras, como estaban cansados, aceptaron beber un vaso de té en su tienda, conviniendo de antemano en que no iban a comprar. Permanecieron allí tres horas, compararon las costumbres de americanos y turcos, tocaron temas de historia y política, el joven hablaba un inglés excelente.

-Vivimos un grato momento -asegura el profesor-. Compramos dos alfombras preciosas y a un precio muy conveniente, una ganga.

En Dalyan la mochilera tiene oportunidad de hablar con uno de los numerosos vendedores de alfombras que pululan por cualquier lugar turístico. Es un experto en psicología y un estudioso de las culturas, sabe cómo reaccionan latinos y gringos, de qué forma abordar a un japonés, las diferencias entre un italiano y un francés.

-Cuando entran en mi tienda no me interesa mostrarles la mercadería. Los interrogo acerca de su trabajo, el hotel donde alojan, las ciudades que visitaron… hasta que me armo un mapa de su psicología, del dinero que poseen y el que están dispuestos a gastar. En la siguiente hora conduzco la conversación hacia la cultura e historia de Turquía, les relato la vida de las comunidades aisladas, la forma en que trabajan la lana, el origen de los diseños. Por su propia cuenta comienzan a mirar las alfombras. Como sé la cantidad de dinero que llevan encima, mi labor consiste en guiarlos hacia los tapices que están a su alcance. Si no compran, no hay problema: lo que aprendí me servirá para convencer a otros clientes. Sin salir del pueblo, conozco el mundo.

Al llegar a este punto el vendedor se ausenta. Para no aburrirse, revisa las alfombras colgadas en los muros.

-¿Te gusta alguna?

-Te advertí que no vine a comprar.

– Y no quiero venderte. Sólo por curiosidad, dime ¿cuánto pagarías por esa? -señala la alfombra que estuvo observando la turista.

Le da una cifra extraordinariamente baja.

-Eres una mujer inteligente, eso me gusta-. Y propone una cifra más alta.

Una hora después el vendedor se queda con sus antiinflamatorios, algunas liras turcas y sus zapatillas de lona. Ella recibe a cambio una pequeña alfombra y la sensación de haber desbancado al casino.

CYNTHIA RIMSKY, «Poste restante»

Perderse

13/11/2021 Comentarios desactivados en Perderse

Annie Ernaux, Perderse, Traducción de Lydia Vázquez Jiménez, Editorial Cabaret Voltaire, 2021

Edición original: Se perdre, Éditions Gallimard, 2001

Ninguna otra solución, aparte del trabajo intelectual, o perderme.

Una mujer que desea perderse, en el amor, en el sexo… y en la escritura. Éste es el diario de una mujer obsesionada. El diario de una mujer enajenada. Es dolor escrito, el dolor de una espera carente de esperanza. Una búsqueda de sí misma, de sus pasiones, sus deseos, sus angustias y, sobre todo, de la absoluta necesidad del cuerpo del otro en el que poder “perderse”, como se pierde en la escritura. No podía hacer otra cosa que esperar la llamada telefónica del hombre cuyo cuerpo desea de forma obsesiva.

No es una historia de amor, es la historia de un enamoramiento apasionado que no es correspondido más que en forma de satisfacción sexual. Es el diario de una mujer absolutamente seducida por el cuerpo de un hombre del que no puede prescindir. Una mujer obsesionada que siempre espera, aun sabiendo que no hay nada que esperar (“le pire, c’est de continuer à attendre alors qu’il n’y a plus rien à attendre”), algo más, un poco de cariño, un poco de amor, pero que se conforma con ser necesitada, con excitar al otro.

Annie Ernaux tiene la valentía de poner por escrito sus deseos sexuales y las formas en las que estos son satisfechos, algo que las mujeres siempre han tenido que ocultar, aunque los hombres puedan hacerlo con total naturalidad y sin exponerse a ninguna crítica.

p. 40:
La sombra de la verdad solo puede darse en la escritura, no en la vida.

p. 78:
Sé muy bien que lo que me hace escribir es eso, la falta de realización del amor, ese abismo.

p. 82:
Evidencia: objetivamente, las cosas del sexo, los gestos, son los mismos cuando se está enamorado que cuando no se está enamorado.

p. 164:
Ninguna otra solución, aparte del trabajo intelectual, o perderme.

p. 198:
No puedo decir que los hombres me pierden, es mi deseo el que me pierde, la sumisión a (o la búsqueda de) algo terrible, que no entiendo, nacido en la unión con un cuerpo, y desaparecido justo después.

p. 199:
Lo sabía, pero mientras no se dicen (o escriben: en literatura sin rodeos, ni alusiones), las cosas no existen.

p. 250:
He querido hacer de esta pasión una obra de arte en mi vida, o más bien esta relación se ha convertido en pasión porque he querido que fuera una obra de arte.

p. 261:
… sé que no estoy ya en su mundo de gloria o de sufrimiento por la escritura, sino en el de la piel, del dolor y del deseo por alguien.

p. 330:
Lo más terrible es que en el pasado buscaba a un hombre para “estabilizarme”, para contar con una fraternidad. Ahora lo busco únicamente por el amor, es decir, lo que más se parece a la escritura, por la pérdida de mí misma, la experiencia del vacío colmado.