Solidaridad con Valtonyc

25/05/2018 Comentarios desactivados en Solidaridad con Valtonyc

BL, Add 36684, 14th c.

Anuncios

Asimetría

25/05/2018 Comentarios desactivados en Asimetría

Adam Zagajewski, Asimetría. Traducción del polaco de Xavier Farré. Acantilado, Barcelona, 2017

Título original: Asymetria

Ilustración de la cubierta: Fragmento de La luna (1908) de Juan Gris

 

y cómo esta asimetría, esta fuerta asimetría,
durante muchos años, incluso décadas,
no me permitía verla
bajo la intensa luz de la verdad,
intensa e intricada,
intricada y justa,
justa e inalcanzable,
inalcanzable y espléndida.

Del poema “Studniówka”

 

Los poemas de este volumen son fragmentos de vida, destellos de cotidianidad, hilos con los que se tejen y destejen asimetrías. Las asimetrías son las que nos impiden encontrar la verdad de los otros, porque nuestra verdad y la de los demás suelen ser asimétricas.

Fleur de méninges

25/05/2018 Comentarios desactivados en Fleur de méninges

5 años y dos días sin Moustaki…

56 años desde que cantó con Barbara Fleur de méninges…

 

J’ai la méninge qui fleurit
La nature m’a tout appris
Je suis poète Ma fortune est bien entendu
Comme un beau jardin suspendu
Dans ma tête
Pas de mémoire des myosotis
Souvent mon araignée
en tissant sa toile
Fait un hamac pour ma pensée
Qui de là rêvant d’odyssée
Met la voile
Quand je m’embarque au grand bonheur
Je peux tout dire avec des fleurs
De méninge
Quand je m’en vais conter fleurette
Pas besoin de roses ni de pâquerettes
Au smokinge
Suffit pour être ensorceleur
De savoir faire pousser les fleurs
De méninge

Je ne cultive pas le souci
Mais je me rends vite à merci
Quand on cueille
Les plus douces pensées d’amour
Et la marguerite alentour
Que j’effeuille
Des fleurs poussées par ma passion
J’en fais éclore sans aversion
Sur le bitume
Tout un parterre enjuponé
De belles de nuit dès que le
néon s’allume
Quand je joue au bel oiseleur
Je peux tout prendre avec des fleurs
De méninge
Pour étourdir la midinette
Pas besoin de roses ni de pâquerettes
Au dancinge
Suffit pour ce gentil labeur
De savoir faire pousser les fleurs
De méninge

Je pense trop et je suis trop beau
Pour faire de vieux os de barbeau
Je m’en flatte
Tranquille j’attends qu’un voyou
Comme pour me guérir du mildiou
Me sulfate
Ou bien qu’on me plante au surin
Sur le ventre un joli jardin
Qu’on me vaccine
Bref qu’on m’envoie sans mon faire part
Grignoter les pissenlits par
La racine
Quand je m’embarquerai pour ailleurs
Tout sera dit en quelques fleurs
De méninge
Pour m’en aller aux oubliettes
Pas besoin de roses ni de pâquerettes
Ni de méninge
Pas besoin non plus d’orchidées
Mais d’un simple bouquet d’idées
Suffira de verser quelques pleurs
Pour arroser vos propres fleurs
De méninge

Nocturno

24/05/2018 Comentarios desactivados en Nocturno

Nocturno

Una tarde de domingo, septiembre; padre escucha
un concierto de Chopin, distraído
(la música con frecuencia era para él sólo un fondo
para otras actividades, para trabajar o leer),
pero enseguida deja el libro, se queda ensimismado;
creo que uno de los nocturnos
lo ha emocionado profundamente; mira a la ventana,
(no sabe que lo estoy observando), su cara
se abre hacia la música, hacia la luz,

y así queda en mi memoria, concentrado,
inmóvil, así quedará para siempre,
más allá del calendario, del abismo,
más allá de la vejez que lo destrozó,
e incluso ahora, cuando ya no está, sigue
estando aquí, atento, con el libro apartado,
y él, inclinado en el sofá, tranquilo,
escucha a Chopin como si ese nocturno
le estuviera hablando, explicando algo.

Adam Zagajewski, Asimetría

Chaconne

24/05/2018 Comentarios desactivados en Chaconne

CHACONA

Para Jaume Vallcorba

Lo sabemos, todo el mundo sabe que habló con el Señor
en innumerables cantatas y pasiones, pero está
también la chaconne de la Partita para violín solo nº 2:
aquí, tal vez sólo aquí, Bach habla de su vida,
de improviso, inesperadamente, nos cuenta sobre sí mismo,
con rapidez, impetuosamente, arroja toda su tristeza y alegría
(no tenemos nada más), la desesperanza por la pérdida de mujer e hijos,
la desolación porque el tiempo nos lo va a arrebatar todo,
aunque también el éxtasis de las horas interminables
cuando en el aire estadizo de una tenebrosa iglesia,
solitario como el piloto de un avión transportando el correo
a países extranjeros, tocaba los órganos y notaba bajo los dedos
la sumisión neumática de ellos, su arrobo, su temblor,
o cuando oía la voz del coro, uniforme, intensa, como si
de una vez para siempre terminaran las disensiones de la
gente
-precisamente también nosotros soñamos
poder decir la verdad de nuestra propia vida
y lo intentamos todo el tiempo con torpeza,
y lo seguiremos intentando, pero dónde están,
dónde pueden estar nuestras cantatas, dime,
donde está la otra cara.

Adam Zagajewski

Pienso luego exilio

24/05/2018 Comentarios desactivados en Pienso luego exilio

RAJMÁNINOV

24/05/2018 Comentarios desactivados en RAJMÁNINOV

Antes, al escuchar el tercer concierto,
no llegué a percibir que para los entendidos
era una música demasiado conservadora (entonces no sabía
que en el arte aparte de arte también había odios, disputas
fanáticas, condenas dignas de la época de las guerras
religiosas),

en él oí la promesa de las cosas que tenían que llegar,
el presagio de una dicha y de un amor difíciles, el esbozo
de los paisajes que iba a conocer algún día,
el presagio del purgatorio y del paraíso, los
desplazamientos
y, al final, tal vez también algo similar al perdón.

Ahora, cuando escucho cómo Martha Argerich interpreta
el concierto en re menor, admiro su maestría,
su pasión, su inspiración, y al mismo tiempo ese chico
que yo había sido intenta entender, no sin dificultad,
qué se cumplió y qué se desvaneció. Qué vive.

Adam Zagajewski, Asimetría