Leamos a Spinoza

02/04/2020 Comentarios desactivados en Leamos a Spinoza

A TU JEFE NO LE IMPORTAS. LEE A SPINOZA

 

Ética demostrada según el orden geométrico

 

Tratado teológico-político

 

Tratado político

El labrador infinito

01/04/2020 Comentarios desactivados en El labrador infinito

Spinoza

Las traslúcidas manos del judío
labran en la penumbra los cristales
y la tarde que muere es miedo y frío.
(Las tardes a las tardes son iguales.)

Las manos y el espacio de jacinto
que palidece en el confín del Ghetto
casi no existen para el hombre quieto
que está soñando un claro laberinto.

No lo turba la fama, ese reflejo
de sueños en el sueño de otro espejo,
ni el temeroso amor de las doncellas.

Libre de la metáfora y del mito
labra un arduo cristal: el infinito
mapa de Aquel que es todas Sus estrellas.

 

Baruch Spinoza

Conferencia en la Sociedad Hebraica Argentina, 1° de abril de 1985

Jorge Luis Borges

 

Señoras, señores. En una novela de Joseph Conrad, que para mí es el novelista, un navegante, que es el narrador, ve desde la proa de su nave algo. Una sombra, una claridad en los confines del horizonte. Y se dice que esa claridad, esa sombra, es de la costa de África. Y que más allá hay fiebres, imperios, ruinas, Sahara, los grandes ríos que exploraron Stanley, Livingstone, y luego palmeras, y lo que queda de Cartago, que Roma borró con el fuego y con la sal. Y luego la historia de portugueses, de holandeses, de zulúes, de bantúes, y también los compradores de esclavos, y ruinas, y pirámides. Es decir, un vastísimo mundo. De selvas, desde luego, de leopardos, de pájaros.

« Leer el resto de esta entrada »

El estado de sitio

01/04/2020 Comentarios desactivados en El estado de sitio

Albert Camus, El estado de sitio

 

A partir de hoy, aprenderéis a morir en orden. Hasta ahora habéis muerto a la española, un poco al azar, a juicio de cada uno por así decirlo. Moríais porque había hecho frío después de hacer calor, porque vuestras mulas daban coces, porque la línea de los Pirineos estaba azul, porque en la primavera el río Guadalquivir es atrayente para el solitario, o porque hay imbéciles mal aleccionados que matan por provecho o por honor, cuando es tanto más distinguido matar por los placeres de la lógica. Sí, moríais mal. Un muerto aquí, un muerto allá, éste en su cama, aquél en la arena: era el libertinaje. Pero afortunadamente este desorden va a ser administrado. Una sola muerte para todos y de acuerdo con el hermoso orden de una lista. Tendréis vuestras fichas, ya no moriréis por capricho. El destino en adelante se ha puesto juicioso, ha instalado sus oficinas. Figuraréis en la estadística y por fin serviréis para algo. Porque olvidaba decíroslo: moriréis, por supuesto, pero seréis incinerados en seguida, o aun antes; es más limpio y forma parte del plan. ¡España primero!

 

“… reinaré en el silencio definitivo de la servidumbre”

“Los gobiernos pasan, la policía queda.”

 

Albert Camus escribió esta obra de teatro para denunciar el totalitarismo y el autoritarismo del Estado. La escribió en 1948 y la situó en España, concretamente en Cádiz. Los totalitarismos y los Estados autoritarios de signo diverso se habían impuesto en Europa por medio del miedo. Albert Camus recurrió a la metáfora de la Peste, al igual que en la novela que había escrito poco antes.

Hoy vivimos en Europa con la amenza de “la peste”. Vivimos confinados. Vivimos atemorizados. Vivimos en un auténtico estado de sitio. El autoritarismo del Estado se ve reflejado diariamente en las ruedas de prensa llenas de militares y policías, en las calles vacías en las que policías y militares se han hecho los dueños absolutos. El riesgo que corremos es grande, porque la amenaza y el miedo suelen dar lugar a la reacción defensiva de idealizar las figuras autoritarias que ordenan el caos mediante una disciplina férrea. La obediencia y la sumisión son la respuesta al miedo.

 

Bibliografía:

– Alberto Blanco-Uribe, Guía para el análisis de la obra literaria “El estado de sitio” de Camus

« Leer el resto de esta entrada »

Todo lo sólido se desvanece

01/04/2020 Comentarios desactivados en Todo lo sólido se desvanece

“Todo lo que era sólido y estable es destruido; todo lo que era sagrado es profanado, y los hombres se ven forzados a considerar sus condiciones de existencia y sus relaciones recíprocas con desilusión.”

K. Marx, F. Engels, Manifiesto comunista

La normalidad es el problema

31/03/2020 Comentarios desactivados en La normalidad es el problema

No queremos volver a la normalidad, porque la normalidad es el problema

 

¡Los chicos, los chicos! Aunque se ciernan sobre ellos terribles problemas, como, por ejemplo, el final definitivo del mundo conocido, rápidamente como consecuencia de una gran explosión, o lentamente, mediante la despreocupada destrucción de los recursos naturales, los chicos son aún, incluso ahora, optimistas, simpáticos, valientes. De hecho, esperan enormes cambios en el último minuto.

Grace Paley, Enormes cambios en el último minuto

 

Seguimos esperando enormes cambios en el último minuto para que todo pase y podamos volver a la normalidad. Como si la normalidad fuese lo normal. Sin embargo es precisamente lo que consideramos como la normalidad el origen de todo. El problema es el capitalismo en sí, pero, además, es mucho más… porque el problema es el capitalismo en mí. El capitalismo en cada uno de nosotros. Vivir como hemos vivido hasta ahora tiene consecuencias. El coronavirus es una de ellas. Pero antes ha habido muchas otras que, como no nos afectaban directamente o eran simplemente una amenaza en el horizonte, las ignorábamos. En el mundo se mueren anualmente cientos de miles de niños de hambre; hambre provocada por nuestra forma de vida. En el mundo se mueren anualmente cientos de miles de personas de malaria… y ningún periódico informa de ello…

Estábamos avisados… pero todos miramos hacia otro lado. No queremos vivir de otra manera. Ahora no nos va a quedar otro remedio, porque la alternativa será: o vivir de otro modo, o morir.

En 2004, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, más conocida como FAO por sus siglas en inglés, señalaron el incremento de la demanda de proteína animal y la intensificación de su producción industrial como principales causas de la aparición y propagación de nuevas enfermedades zoonóticas desconocidas, es decir, de nuevas patologías transmitidas por animales a los seres humanos.

« Leer el resto de esta entrada »

#EstoNoEsUnaGUERRA

30/03/2020 Comentarios desactivados en #EstoNoEsUnaGUERRA

NO ESTAMOS EN GUERRA

ni tenemos que estarlo
Es interesante constatar hasta qué punto no sabemos enfrentar cada acontecimiento sino a través del prisma de la defensa y la dominación.
Las medidas decretadas ayer tarde por nuestro gobierno son, de acuerdo con mi sensibilidad de médico, totalmente adecuadas. Por el contrario, el efecto de anuncio que las han acompañado lo es mucho menos. No estamos en guerra ni tenemos que estarlo.
No necesitamos de una sistemática idea de lucha para ser competentes. La ambición firme de un servicio a la vida basta.
No hay enemigo.
Hay otro organismo viviente en pleno flujo migratorio y debemos detenernos para que nuestras corrientes respectivas no se choquen demasiado.
Estamos en el paso de peatones y el semáforo está en rojo para nosotros.
Sin duda habrá, a nuestra escala humana millonaria, recorridos fuera del paso de cebra y accidentes que serán dolorosos.
Siempre lo son.
Pero no hay guerra.
Las formas de vida que no sirven a nuestros intereses (¿y quién puede decirlo?) no son nuestros enemigos.
Se trata de una enésima ocasión de darnos cuenta de que el humano no es la única fuerza en este planeta y debe a veces -¡cuántas! – hacer lugar a otros.
No tiene ningún interés vivirlo en un mundo conflictivo o competitivo.
Nuestro cuerpo y nuestra inmunidad aman la verdad y la PAZ.
No estamos en guerra ni tenemos que estarlo para ser eficaces. No estamos movilizados por las armas sino por la inteligencia de lo vivo que nos fuerza a la pausa.
De manera excepcional, hemos sido obligados a hacernos a un lado, a dejar sitio.
No es una guerra, es una enseñanza: la de la humildad, la interrelación y la solidaridad.

Sophie Mainguy, médico especialista en urgencias (París)

El negocio del coronavirus

27/03/2020 Comentarios desactivados en El negocio del coronavirus

VERGÜENZA: El País blanquea al IBEX