ja hem perdut la por!

16/02/2019 Comentarios desactivados en ja hem perdut la por!

Barcelona, 16/2/2019

Sèneca li va dir a Neró: «El teu poder radica en la meva por, i si jo ja no tinc por, tu ja no tens poder». I nosaltres ja hem perdut la por!

Jordi Cuixart

Rosa Belmonte

26/01/2019 Comentarios desactivados en Rosa Belmonte

«Hasta su abuelo», grabado de Francisco de Goya

¿Quién es Rosa Belmonte? ¿Qué credenciales tiene esta persona para que le reserven el espacio más destacado en las páginas de opinión del diario El Correo? Al parecer las únicas que necesita un periódico que, aun siendo probablemente el más leído en Bizkaia, es el medio de comunicación que fomenta las ideas que sostienen partidos políticos ultra nacionalistas y ultra autoritarios como Vox, PP o Cs.

“Rosa ‘Belmonte’ es una rosa floribunda de color rosa perla robusta, con aroma medio, creada por Robert Harkness de Harkness Roses en Hitchin, Hertfordshire. Fue presentado en el Chelsea Flower Show de la Royal Horticultural Society por el jardinero inglés Alan Titchmarsh en 2007.” (Wikipedia)

Rosa Belmonte es también una abogada con muy mala baba que escribe en los medios que se dedican a promover y afianzar las ideas más retrógradas, reaccionarias, autoritarias e insolidarias que tanto abundan y que hoy en día se fomentan y se refuerzan tanto desde los medios de comunicación como desde la política.

Hoy le toca meterse con Chomsky (y lo hace en muy pocas, poquísimas líneas), al que considera un botarate (“hombre alborotado y de poco juicio”, según la RAE) porque según dice que dice Tom Wolfe “las aportaciones de Chomsky al estudio del lenguaje se reducen a nada”… según dice que dice Tom Wolfe, claro. Además, por lo visto, el que Chomsky no hubiera hecho ninguna aportación al lenguaje, según afirma el listillo de Tom Wolfe, le desacredita en todos los ámbitos y le convierte en botarate, y de esta forma se explica la señora Belmonte que “por eso Jordi Cuixart lo quiere de testigo en el juicio por el procés”. Además, establece ciertas comparaciones entre el “dignísimo” marqués y premio Nobel de literatura (conocido por propinar puñetazos en la cara a otro premio Nobel) y el resto de escritores del Pen Club, a quienes distingue por su “pelaje”, es decir, que deben de ser unos melenudos y despeinados… no como el repeinado Marqués Don Jorge Mario Pedro…

Rosa Belmonte quizá no pueda ser una botarate, ya que según la RAE este adjetivo es aplicable únicamente a los hombres y por lo que parece Rosa Belmonte es una mujer, pero de lo que no hay dudas es de que es algo mucho peor. Es una desalmada (“cruel, inhumana”) y, sobre todo, una ignorante.

He oído decir que fulanito no ha hecho ninguna aportación a la ciencia, luego fulanito es un botarate… además menganito ha citado a fulanito como testigo en un juicio en el que a menganito se le acusa de delitos gravísimos, luego queda demostrado que menganito es un delincuente. Y como fulanito es un botarate, según la lógica anteriormente aplicada, todos los se peinan como él… pues también lo son.

De un plumazo y en unas cuantas líneas, bien pagadas probablemente y no como éstas que son gratis, deja fuera de combate y a la altura del barro en la mente de sus atolondrados lectores, a todos aquellos que no le gustan, empezando por Noam Chomsky, siguiendo por el New York Times, y por Jordi Cuixart y terminando por la mayoría de escritores del Pen Club que, según ella, se han dedicado a apoyar las “patrañas” del catalanismo.

 

Este es el artículo:

ROSA BELMONTE Jueves, 24 enero 2019, 00:05

No hacía falta que Tom Wolfe pusiera verde a Noam Chomsky en ‘El reino del lenguaje’ para que nos pareciera un botarate. Sostiene Wolfe en su libro póstumo que las aportaciones de Chomsky al estudio del lenguaje se reducen a nada. Nos engañaron en Lengua de BUP. A Ferdinand de Saussure le seguimos teniendo respeto. Que el ‘New York Times’ señalara a Chomsky como «el más importante de los pensadores contemporáneos» dice mucho del periódico. Pero es verdad que sus aportaciones a la palabrería política son enormes. Por eso Jordi Cuixart lo quiere de testigo en el juicio por el procés. En julio, instó a España a liberar a los presos independentistas. Vargas Llosa ha anunciado su «renuncia irrevocable» al Pen Club, la organización mundial de escritores. En el Pen, gentes del pelaje de Chomsky, se han dedicado apoyar las patrañas del catalanismo. Cantemos con Cuixart y el ‘New York Times’: «Chomsky, Chomsky, nuestro rey, favorito sin igual».

Las cárceles

16/10/2018 Comentarios desactivados en Las cárceles

Banksy- Mural en NY denunciando la prisión de Zehra Dogan

 

Para Jordi Cuixart
Para Jordi Sánchez
a quienes un Estado intolerante y vengativo
mantiene en la cárcel desde hace un año
porque un pueblo ha gritado ¡libertad!

 

Un hombre aguarda dentro de un pozo sin remedio…

Porque un pueblo ha gritado, ¡libertad!

 

LAS CÁRCELES

I

Las cárceles se arrastran por la humedad del mundo,
van por la tenebrosa vía de los juzgados:
buscan a un hombre, buscan a un pueblo, lo persiguen,
lo absorben, se lo tragan.

No se ve, no se escucha la pena de metal,
el sollozo del hierro que atropellan y escupen:
el llanto de la espada puesta sobre los jueces
de cemento fangoso.

Allí, bajo la cárcel, la fábrica del llanto,
el telar de la lágrima que no ha de ser estéril,
el casco de los odios y de las esperanzas,
fabrican, tejen, hunden.

Cuando están las perdices más roncas y acopladas,
y el azul amoroso de las fuerzas expansivas,
un hombre hace memoria de la luz, de la tierra,
húmedamente negro.

Se da contra las piedras la libertad, el día,
el paso galopante de un hombre, la cabeza,
la boca con espuma, con decisión de espuma,
la libertad, un hombre.

Un hombre que cosecha y arroja todo el viento
desde su corazón donde crece un plumaje:
un hombre que es el mismo dentro de cada frío,
de cada calabozo.

Un hombre que ha soñado con las aguas del mar,
y destroza sus alas como un rayo amarrado,
y estremece las rejas, y se clava los dientes
en los dientes del trueno.

II

Aquí no se pelea por un buey desmayado,
sino por un caballo que ve pudrir sus crines,
y siente sus galopes debajo de los cascos
pudrirse airadamente.

Limpiad el salivazo que lleva en la mejilla,
y desencadenad el corazón del mundo,
y detened las fauces de las voraces cárceles
donde el sol retrocede.

La libertad se pudre desplumada en la lengua
de quienes son sus siervos más que sus poseedores.
Romped esas cadenas, y las otras que escucho
detrás de esos esclavos.

Esos que sólo buscan abandonar su cárcel,
su rincón, su cadena, no la de los demás.
Y en cuanto lo consiguen, descienden pluma a pluma,
enmohecen, se arrastran.

Son los encadenados por siempre desde siempre.
Ser libre es una cosa que sólo un hombre sabe:
sólo el hombre que advierto dentro de esa mazmorra
como si yo estuviera.

Cierra las puertas, echa la aldaba, carcelero.
Ata duro a ese hombre: no le atarás el alma.
Son muchas llaves, muchos cerrojos, injusticias:
no le atarás el alma.

Cadenas, sí: cadenas de sangre necesita.
Hierros venenosos, cálidos, sanguíneos eslabones,
nudos que no rechacen a los nudos siguientes
humanamente atados.

Un hombre aguarda dentro de un pozo sin remedio,
tenso, conmocionado, con la oreja aplicada.
Porque un pueblo ha gritado, ¡libertad!, vuela el cielo.
Y las cárceles vuelan.

Miguel Hernández, EL HOMBRE ACECHA, 1939

no estoy hecho para la cárcel

23/05/2018 Comentarios desactivados en no estoy hecho para la cárcel

Ósip Mandelstam (1891-1938)

Esta entrada se la dedico a Jordi Cuixart y a todas las personas que, como él y de formas diversas, sufren en el estado español la persecución política y la represión de un estado totalitario y violento.

 

MANDELSTAM EN FEODOSIA

Adam Zagajewski

 

Dejadme libre, no estoy hecho para la cárcel.

Ósip Mandelstam (en la prisión de Feodosia, en el año 1920)

 

Mandelstam no se equivocaba, no estaba hecho
para las prisiones, pero las prisiones sí estaban hechas
para él, innumerables prisiones y campos de trabajo
le esperaban pacientes, los trenes de mercancías
y las barracas sucias, las agujas de las vías y
las lúgubres salas de espera le esperaron mucho tiempo
hasta que llegó, le esperaban los chequistas
con cazadoras de cuero y los funcionarios
del partido de sonrosadas caras.
«No veré la fantástica Fedra»,
escribió. El mar negro no lloró
lágrimas negras, los guijarros en la playa
rodaban obedientes, como quería la ola,
las nubes pasaban rápidas sobre la tierra despreocupada.

 

 

sedición

18/10/2017 Comentarios desactivados en sedición

En 1922, Gandhi fue detenido y acusado de sedición  Fue liberado dos años después y se retiró de la vida pública hasta 1928, cuando anunció otra campaña de resistencia.

En mi modesta opinión, la desobediencia al mal es un deber tanto como lo es la obediencia al bien. No obstante, en el pasado, la desobediencia ha sido expresada, con deliberación, en forma de violencia contra el perpetrador del mal. Mi cometido es el de demostrar a mis compatriotas que la desobediencia violenta sólo multiplica el mal y, puesto que el mal sólo puede sobrevivir gracias a la violencia, negarse a apoyar al mal requiere el abandono incondicional de la violencia. La no violencia implica la sumisión voluntaria al castigo por la desobediencia al mal. Por tanto, estoy aquí para dar la bienvenida y someterme de buen grado al cumplimiento de la pena más alta que pueda serme infligida por lo que según la ley es un delito deliberado y por lo que a mí me parece el deber civil supremo. Lo único que pueden hacer, señoría y señores asesores, es o bien dimitir de su cargo y así distanciarse del mal si sienten que la justicia que deben administrar es un mal y que en realidad soy inocente, o bien infligirme la pena más severa si creen que el sistema y la ley que consienten en administrar es buena para las personas de este país y que mi actividad es, por tanto, perjudicial para el bien común.

(alegato de Gandhi al ser condenado a seis años de cárcel en 1922, acusado de sedición, fragmento)

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con Jordi Cuixart en emak bakia.