la justicia injusta

14/04/2018 Comentarios desactivados en la justicia injusta

Aquellos jueces fueron “burócratas del Mal”, y lo sabían.

Decir que el pasado ya no existe -que la tortura institucional ha sido abolida, que el fascismo fue una fiebre pasajera que nos ha vacunado- es de un historicismo de profunda mala fe, cuando no de profunda estupidez. La tortura sigue existiendo. Y el fascismo sigue vivo.

(de la Nota de Leonardo Sciascia al libro Historia de la columna infame)

“… constatar que unos inocentes fueron condenados por jueces que (…) para considerarlos culpables, para rechazar la verdad que aparecía en todo momento, en mil formas, desde mil vertientes, con caracteres tan claros entonces como ahora, y como siempre, tuvieron que forzar constantemente su ingenio y recurrir a expedientes cuya injusticia no podían ignorar.”

Alessandro Manzoni, Historia de la columna infame, p. 27

 

“Sólo Dios sabe si aquellos magistrados, al dar con los culpables de un falso delito que se quería auténtico, fueron más cómplices que portavoces de una multitud cegada no por la ignorancia sino por la malignidad y la ira, que violaba con aquellos gritos los preceptos más indiscutibles de la ley divina, de la que se jactaba ser seguidora.”

Alessandro Manzoni, Historia de la columna infame, p. 28

 

“… ya que cuando se inicia el camino de la rabia, es natural que los más ciegos sean los conductores. No debe extrañarnos ver a unos hombres que no debían de ser, y que seguramente no eran, de ésos que quieren el mal por el mal, verlos, digo, violar todo derecho con tanta impudicia y crueldad, ya que la creencia injusta da paso a la obra injusta hasta donde lleve la injusta persuasión. Y cuando la conciencia duda, se inquieta, advierte, los gritos de la multitud tienen la fuerza funesta (sobre el que ha olvidado que tiene otro juez) de sofocar los remordimientos, y hasta de impedirlos.”

Alessandro Manzoni, Historia de la columna infame, p. 71-72

 

“¿Qué habrían hecho en ese momento unos jueces a los que la rabia no hubiese pervertido, ofuscado y embotado la conciencia? Se habrían horrorizado por haber llegado tan lejos (aunque no fueran culpables); se habrían consolado de no haber llegado al último e irreparable paso; se habrían detenido en el afortunado impedimento que los salvaba del precipicio; se habrían agarrado a aquella dificultad; habrían querido deshacer aquel nudo…”

Alessandro Manzoni, Historia de la columna infame, p. 111

 

“… escrupulosos en la observación de una formalidad no concluyente mientras violaban las prescripciones más importantes y más positivas.”

Alessandro Manzoni, Historia de la columna infame, p. 115

Anuncios

el puñal del asesino se oculta bajo el manto del jurista

14/03/2018 Comentarios desactivados en el puñal del asesino se oculta bajo el manto del jurista

“El puñal del asesino se oculta bajo el manto del jurista”

Estas palabras se pueden leer en la documentación de la acusación del procedimiento penal “Estados Unidos de América vs. Josef Altstoetter, et al.”, Tribunal militar III, Caso 3, Juicios de criminales de guerra ante los Tribunales Militares de Núremberg. Bajo Control de la Ley N ° 10 del Consejo, Núremberg, octubre 1946 a abril 1949, vol. III. Washington, 1951.

En el marco del conflicto entre Cataluña y España, estamos ya hartos de escuchar repetitiva y machaconamente la misma cantinela: “hay que cumplir la ley”…

Sin embargo, algunos nos preguntamos: ¿siempre? Hay casos, algunas veces muchos, en los que no se debe cumplir la ley, porque por encima de la ley existe un derecho natural. Esto se puso de relieve ayer. Mientras se recibía en España la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenando a España por una sentencia injusta dictada al amparo de determinadas leyes españolas, el parlamento español se ratificaba en el mantenimiento de dichas leyes; leyes que, por supuesto, deben incumplirse.

En la Alemania nazi se cometieron crímenes horribles al amparo de leyes injustas pero que resultaban formalmente válidas, ya que emanaban del parlamento, y eran aplicadas por Jueces competentes.

Quienes venden armas que se utilizan en guerras criminales para matar personas, quienes dedican los presupuestos que escamotean a los pensionistas al sostenimiento de ejércitos armados que participan en guerras devastadoras, quienes dedican grandes cantidades de dinero a impedir que aquellos a quienes hemos explotado en nuestro beneficio puedan llegar a nuestras costas y, en muchos casos, mueran ahogados o tiroteados… no pueden quejarse porque alguien queme una imagen suya.

¿Hasta cuando seguiremos callando?

14/03/2018 Comentarios desactivados en ¿Hasta cuando seguiremos callando?

En Alemania
Primero vinieron a por los comunistas,
Y yo no dije nada
Porque no era comunista.

Después se llevaron a los judíos
Y no dije nada
Porque no era judío

Después vinieron en busca de los obreros;
Y no dije nada,
Porque no era obrero ni sindicalista.

Mas tarde se metieron con los católicos
Y no dije nada
Porque yo era protestante.

Y cuando finalmente, me cogieron a mi
Ya no quedaba nadie que me defendiera.

Martin Niemöller

Sobre héroes y tumbas

12/03/2018 Comentarios desactivados en Sobre héroes y tumbas

“Y por eso es necesario recordar una y otra vez al mundo, un mundo que sólo ve los monumentos de los vencedores, que quienes construyen sus dominios sobre las tumbas y las existencias destrozadas de millones de seres no son los verdaderos héroes, sino aquellos otros que sin recurrir a la fuerza sucumbieron frente al poder, como Castellio frente a Calvino en su lucha por la libertad de conciencia y por el definitivo advenimiento de la humanidad a la tierra.”

Stefan Zweig, Castellio contra Calvino, p. 23

Una ley realmente ejemplar

12/03/2018 Comentarios desactivados en Una ley realmente ejemplar

“… según la ley en Ginebra, una ley realmente ejemplar, todo ciudadano que acuse a otro de haber cometido un delito debe presentarse en prisión al tiempo que el acusado y permanecer allí hasta que se haya demostrado que su acusación es fundada.”

Stefan Zweig, Castellio contra Calvino, p. 128

el burro i l’àguila reial

21/02/2018 Comentarios desactivados en el burro i l’àguila reial

 

Qui fa i desfà quan vol sense manies,
Retalla siluetes sense rostre,
que corren, s’agenollen i respatllen?
Xisclen com marietes donant ordres
per el seu be i per el nostre mal?
Son el Burro i l’Àguila Reial.


‎Perquè ballem el ball de mala gana?
perquè tanquem finestres quan obertes
deixen entrar la llum que abans teniem?
perquè les flors ja nèixen totes grises?
perquè em de regar pedres quan no cal?
perque ho mana el Burro i l’Àguila Reial.

On es diuen paraules i discursos
que cada dia més ningú s’escolta?
On s’estripen raons imprescindibles?
On encara es recorden les creuades?
On l’amor es pecat per immoral?
On hi ha el Burro i l’Àguila Reial.

Quan tornarem a riure com ho feien,
els nostres pares forts sense recansa?
Quan deixarem els nervis de l’espera
i dormirem tranquils d’una tirada,
i oblidarem per sempre el tant se val?
Quan es morin el Burro i l’Àguila Reial. ‎

Sortirem al carrer… i una gentada,
es fondrà en salts de joia i alegria,
i el Sol resplandira radiant i amb força,
i el festeig durarà quatre setmanes,
una gresca a nivell estatal,
quan es morin el burro i l’àguila reial.‎

Francesc Pi de la Serra

no he de callar

21/02/2018 Comentarios desactivados en no he de callar

No he de callar por más que con el dedo,
ya tocando la boca o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.

¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

Hoy, sin miedo que, libre, escandalice,
puede hablar el ingenio, asegurado
de que mayor poder le atemorice.

Francisco de Quevedo y Villegas, Epístola satírica y censora contra las costumbres presentes de los castellanos…, 1630

 

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría pensamientos ajenos en emak bakia.