El otro lado de la esperanza

14/12/2018 Comentarios desactivados en El otro lado de la esperanza

Toivon tuolla puolen (Aki Kaurismäki, 2017)

Cineclub FAS, 11 de diciembre de 2018

“Hasta que no se contraiga una verdadera responsabilidad; hasta que no se acepte que la desigualdad está en nosotros, en el seno de nuestra propia estructura mental; hasta que no percibamos las jerarquías que somos capaces de establecer en relación con nuestros semejantes; hasta que no nos libremos de una errónea interpretación de lo que es el individualismo, la lucha contra la imposición y la desigualdad será vacua. Siempre vamos a por la rebanada más grande, aunque el de al lado se quede sin ella. El individualismo según ha sido modelado en el mundo de la modernidad, no es más que la ideologización de uno mismo.”

Ramón Andrés, Pensar y no caer

 

No veo otra solución para salir de este pozo de miseria que matar a esa minoría que posee toda la riqueza del mundo. Hay que exterminarlos, a los ricos y a los políticos que les lamen el culo.

Aki Kaurismäki (Nando Salvà, El Periódico, 8/4/2017)

 

Probablemente Aki Kaurismäki tenga razón… Habría que empezar por acabar con los ricos y con los políticos que les lamen el culo (o sea, todos los políticos). Pero no sería suficiente, porque “siempre vamos a por la rebanada más grande”. Si no aceptamos que nuestro egoismo es el origen de las desigualdades, no servirá de nada luchar contra la desigualdad. El problema de las sociedades actuales es que el egoismo se ha convertido en ideología. El egoismo es la ideología del mercado, la ideología del capitalismo.

Las películas de Kaurismäki siempre abren un pequeño resquicio a la esperanza. El pesimismo de Kaurismäki podría considerarse como un pesimismo con pequeños destellos de de optimismo.

 

Alejandro Lingenti, “El extraño optimismo de Aki Kaurismäki”, La Nación, 6 de agosto de 2017.

The Immigrant, Charlie Chaplin, 1917

Anuncios

El proceso

13/12/2018 Comentarios desactivados en El proceso

Dos descubrimientos:

El proceso de Franz Kafka llevado al cómic por David Zane Mairowitz y Chantal Montellier, 2011.

Un nueva (nueva para mí) versión cinematográfica de El proceso de Franz Kafka, de Konstantin Seliverstov, 2014.

Franz Kafka, El proceso. Una novela gráfica. Adaptada por David Zane Mairowitz. Ilustraciones de Chantal Montellier. Traducción de Julia Osuna Aguilar. Ediciones Sinsentido, 2011.

La interpretación correcta de un asunto y la interpretación equivocada no son excluyentes entre sí.

“Con la colisión y fusión de negritas, bocadillos dentados y demás elementos gráficos, Mairowitz y Montellier consiguen que sus páginas destilen simbolismo y paranoia a espuertas. El proceso es un gran logro.”
Paul Gravett

 

Casi lo logran. Casi consiguen que el clima “kafkiano” en el que nos sumergimos cuando leemos a Kafka, se produzca por medio de las imágenes.

 

The Trial (Franz Kafka),  Konstantin Seliverstov

Lucky

07/12/2018 Comentarios desactivados en Lucky

Lucky (John Carroll Lynch, 2017)

You are nothing… ungatz

No somos nada… todo desaparecerá en la nada, en el vacío… lo sabemos y tenemos miedo… pero lo único que podemos hacer es sonreir…

Y como sabemos que no somos nada, también sabemos que la propiedad es una falacia y que la autoridad siempre es arbitraria y subjetiva… y que no es lo mismo estar solo que sentirse solo.

Una película de las que no se olvidan nunca.

Vista en el cineclub FAS el 4 de diciembre de 2018

En la colonia penitenciaria

19/11/2018 Comentarios desactivados en En la colonia penitenciaria

Luigi Serafini (ilustración de “Nella colonia penale”)

Franz Kafka, En la colonia penitenciaria, Traducción de Roberto R. Mahler, Obras completas, tomo II, Editorial Teorema, Barcelona, 1983.

Título original en alemán: In der Strafkolonie

 

-¿Conoce él su sentencia? -No -dijo el oficial, tratando de proseguir inmediatamente con sus explicaciones, pero el explorador lo interrumpió:
-¿No conoce su sentencia? -No -repitió el oficial, callando un instante como para permitir que el explorador ampliara su pregunta-. Sería inútil anunciársela. Ya lo sabrá en carne propia.

Ilustración de Hermann Naumann, 1956

La maquinaria que aplica las sentencias de forma implacable y científicamente es la misma maquinaria que rige los destinos de todos nosotros. Somos víctimas de las máquinas que hemos creado.

Martin Senn. Franz Kafka: Der Eigentümliche Apparataus der Erzählung “In der Strafkolonie.” [Franz Kafka: The Peculiar Apparatus from the Story “In the Penal Colony.”] Wire and modeling clay. 50cm x 35cm x 25cm.

“Como explicación a esta última narración tan solo quiero añadir que no sólo ella resulta desagradable, sino que más bien nuestra época en general y la mía en especial ha sido y continúa siendo desagradable, y que la mía incluso ha sido desagradable durante más tiempo de lo normal.”

Franz Kafka, Carta a Kurt Wolff, en Briefe 1902-1924

Joanna Bruzdowicz ‎– La Colonie Penitentiaire : Drame Musical D’Aprés Franz Kafka

La colonia penal” (Raoul Ruiz, 1970)
« Leer el resto de esta entrada »

La fórmula secreta

16/11/2018 Comentarios desactivados en La fórmula secreta

La fórmula secreta (Rubén Gámez, 1965)

Juan Rulfo, “La fórmula secreta”, en El gallo de oro y otros relatos.

 

Yo la única película que hice se llamó La Fórmula Secreta. Originalmente se llamaba Coca-Cola en la sangre, pero le quitaron ese título porque pensaron que nadie iba a verla. Es la historia de un hombre que le están inyectando Coca-Cola en lugar de suero y cuando empieza a perder el conocimiento siente unos chispazos de luz y la Coca-Cola le produce unos efectos horribles, y entonces tiene una serie de pesadillas y en algunas ocasiones habla contra todo. Esta película es una película ANTI. Es anti-yanqui, anti-clerical, anti-gobiernista, anti-todo… No la han dejado exhibir.

Juan Rulfo

La fórmula secreta

I

Ustedes dirán que es pura necedad la mía,
que es un desatino lamentarse de la suerte,
y cuantimás de esta tierra pasmada
donde nos olvidó el destino

La verdad es que cuesta trabajo
aclimatarse al hambre

Y aunque digan que el hambre
repartida entre muchos
toca a menos,
lo único cierto es que aquí
todos
estamos a medio morir
y no tenemos ni siquiera
dónde caernos muertos

Según parece
ya nos viene de a derecho la de malas.
Nada de que hay que echarle nudo ciego
a este asunto.
Nada de eso.
Desde que el mundo es mundo
hemos andado con el ombligo pegado al espinazo
y agarrándonos del viento con las uñas.

Se nos regatea hasta la sombra
y a pesar de todo
así seguimos:
medio aturdidos por el maldecido sol
que nos cunde a diario a despedazos,
siempre con la misma jeringa,
como si quisiera revivir más el rescoldo.
Aunque bien sabemos
que ni ardiendo en brasas
se nos prenderá la suerte.

Pero somos porfiados.
Tal vez esto tenga compostura.

El mundo está inundado de gente como nosotros,
de mucha gente como nosotros.
Y alguien tiene que oírnos,
alguien y algunos más,
aunque les revienten o reboten
nuestros gritos.

No es que seamos alzados,
ni le estamos pidiendo limosnas a la luna.
Ni está en nuestro camino buscar de prisa la covacha
o arrancar pa’l monte
cada que nos cuchilean los perros.

Alguien tendrá que oírnos

Cuando dejemos de gruñir como avispas en
enjambre,
o nos volvamos cola de remolino,
o cuando terminemos por escurrirnos sobre
la tierra
como un relámpago de muertos,
entonces
tal vez
nos llegue a todos
el remedio.

II

Cola de relámpago,
remolino de muertos.
Con el vuelo que llevan,
poco les durará el esfuerzo.
Tal vez acaben deshechos en espuma
o se los trague este aire lleno de cenizas.
Y hasta pueden perderse
yendo a tientas
entre la revuelta obscuridad.

Al fin al cabo ya son puro escombro.

El alma se la han de haber partido a golpes
de tanto potreones a la vida.
Puede que se acalambren entre las hebras
heladas de la noche,
o el miedo los liquide
borrándoles hasta el resuello.

San Mateo amaneció desde ayer
con la cara ensombrecida.
Ruega por nosotros.

Ánimas benditas del purgatorio.
Ruega por nosotros.

Tan alta que está la noche y ni con qué velarlos.
Ruega por nosotros.

Santo Dios, Santo Inmortal.
Ruega por nosotros.

Ya están todos medio pachiches de tanto que el sol
les ha sorbido el jugo.
Ruega por nosotros.

Santo san Antoñito.
Ruega por nosotros.

Atajo de malvados, punta de holgazanes.
Ruega por nosotros.

Sarta de bribones, retahíla de vagos.
Ruega por nosotros.

Cáfila de bandidos.
Ruega por nosotros.

Al menos éstos ya no vivirán calados por el hambre.

máquinas

16/11/2018 Comentarios desactivados en máquinas

Metropolis (Fritz Lang, 1927)

“… más o menos se trata de que aquí en este mundo extraño el hombre es una máquina y la máquina está considerada como hombre.”

Juan Rulfo, “Cartas a Clara – XII (febrero, 1947)”, en El gallo de oro y otros relatos.

El gallo de oro

16/11/2018 Comentarios desactivados en El gallo de oro

Juan Rulfo, El gallo de oro y otros relatos, Editorial RM, Barcelona, 2017

El volumen incluye tres textos de análisis literario de Juan Carlos González Boixo, Douglas J. Weatherford y Dylan Brennan.

Ilustración de la portada: José Guadalupe Posada

¡Con espolón, contra navaja libre! (José Guadalupe Posada, grabado en madera, 1904)

 

“En realidad lo que estos quieren es que yo publique un libro malo; pero como soy el Zorro, no lo voy a hacer.”

Augusto Monterroso, El zorro es más sabio

 

¿Consideraba Juan Rulfo que su novela corta titulada El gallo de oro era un libro malo? Al parecer ya estaba escrita a finales de la década de los cincuenta, pero no se publicó hasta 1980. Cuando se publicó se la consideró como un guión cinematográfico, ya que había sido utilizada para la realización de una mediocre película, con el mismo título, dirigida por Roberto Gavaldón.

Juan Rulfo escribió poco, probablemente porque era muy exigente, aunque, en algún momento, algunos incluso pudieron haber sospechado que no escribió nada más porque las obras que le hicieron famoso ni siquiera las había escrito él…

El caso es que, aún no alcanzando el nivel al que llegó con los relatos de El Llano en llamas y con su novela Pedro Páramo, En El gallo de oro y en los otros relatos incluidos en el mismo volumen se reconoce la voz y la mirada de Juan Rulfo.

El año 1986, Arturo Ripstein dirigió una película titulada El imperio de la fortuna basada en El gallo de oro.

 

Bibliografía:

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría cine en emak bakia.