los libros nacen de la ignorancia

30/04/2017 Comentarios desactivados en los libros nacen de la ignorancia

“Un libro es un objeto misterioso, dije, y una vez que sale al mundo puede ocurrir cualquier cosa. Puede causar toda clase de males y tú no puedes hacer nada para evitarlo. Para bien o para mal, escapa completamemente a tu control.”

“Nadie puede decir de donde proviene un libro, y menos que nadie la persona que lo escribe. Los libros nacen de la ignorancia, y si continúan viviendo después de escritos es sólo en la medida en que no pueden entenderse.”

Paul Auster, Leviatán

El zorro es más sabio

30/04/2017 Comentarios desactivados en El zorro es más sabio

Un día que el Zorro estaba muy aburrido y hasta cierto punto melancólico y sin dinero, decidió convertirse en escritor, cosa a la cual se dedicó inmediatamente, pues odiaba ese tipo de personas que dice voy a hacer esto o lo otro y nunca lo hacen.

Su primer libro resultó muy bueno, un éxito; todo el mundo lo aplaudió, y pronto fue traducido (a veces no muy bien) a los más diversos idiomas.

El segundo fue todavía mejor que el primero, y varios profesores norteamericanos de lo más granado del mundo académico de aquellos remotos días lo comentaron con entusiasmo y aun escribieron libros sobre los libros que hablaban de los libros del Zorro. Desde ese momento el Zorro se dio con razón satisfecho, y pasaron los años y no publicaba otra cosa. Pero los demás empezaron a murmurar y a repetir “¿Qué pasa con el Zorro?”, y cuando lo encontraban en los cocteles puntualmente se le acercaban a decirle tiene usted que publicar más.

-Pero si ya he publicado dos libros -respondía él con cansancio.

-Y muy buenos -le contestaban-; por eso mismo tiene usted que publicar otro.

El Zorro no lo decía, pero pensaba: “En realidad lo que estos quieren es que yo publique un libro malo; pero como soy el Zorro, no lo voy a hacer.”

Y no lo hizo.

FIN

Augusto Monterroso

Augusto Monterroso

Amores imperfectos

29/04/2017 Comentarios desactivados en Amores imperfectos

Hiromi Kawakami, Amores imperfectos, Traducción de Marina Bornas Montaña, Acantilado, 2016

Nao habla muy poco. No corretea por toda la casa, ni rompe la porcelana, ni molesta al gato. Siempre tiene los ojos brillantes, las manos húmedas y el aliento dulce.

Relatos breves que pueden ser todo lo largos que queramos si los leemos despacio, sin prisa… tal como escribe Hiromi Kawakami, que es capaz de transmitirnos con frases cortas y palabras sencillas los sentimientos más complejos.

Pequeñas pinceladas que dan forma a un bodegón de colores vivos y al mismo tiempo tristes, como las vidas solitarias y desarraigadas de los personajes que pueblan estos relatos.

Bellísimos relatos que son realzados por una edición esquisitamente cuidada, tal como acostumbran a hacer en Acantilado. Una edición cuidada en todos los aspectos: no he encontrado ni una sola falta de ortografía en todo el texto. La imagen de la portada, un fragmento de un cuadro de Cézanne, no podía ser más adecuada.

Bonsái

28/04/2017 Comentarios desactivados en Bonsái

Bonsái (Cristián Jiménez, 2011)

Si se mira esta película sin haber leído la novela de Alejandro Zambra se tiene la sensación de haberla leído ya. En cambio si se ve tras leer la novela de Alejandro Zambra, la sensación es la de que se está volviendo a leer.

No sólo reproduce la historia, o las historias. Reproduce también en otro formato los ritmos y la melodía…

Bonsái

28/04/2017 Comentarios desactivados en Bonsái

Alejandro Zambra, Bonsái, Anagrama, 2006

Cuidar un bonsái es como escribir, piensa Julio. Escribir es como cuidar un bonsái, piensa Julio.

Cuando la literatura forma parte de la vida, la vida termina por formar parte de la literatura. Como si se viviera no una ni dos veces, sino infinitas, pero no como si fuera el efecto de un eterno retorno, tan tratado por la literatura a lo largo del tiempo, sino como cuando dos espejos se encuentran enfrentados y se reflejan mutuamente hasta el infinito.

Breve y resumido, tal como un bonsái es con respecto a un árbol, este relato podría considerarse como un bonsái que en lugar de ser un árbol fuera una novela. Cuidar un bonsái es lo que hace el autor de esta novela-bonsái y el autor de la novela contenida en la novela.

La novela y la vida

25/04/2017 Comentarios desactivados en La novela y la vida

José Carlos Mariátegui, La novela y la vida. Siegfried y el profesor Canella, Amauta, Lima, 1955

“… el narrador siempre es un impostor, un indeseable que se hace pasar por el autor y que sólo es desenmascarado por los lectores más perspicaces, que suelen ser también los más amargados.” (E. Vila-Matas, Impostura)

Al igual que harían muchos años después Leonardo Sciascia en El teatro de la memoria, y Enrique Vila-Matas en Impostura Marátegui se adentra en los detalles del caso judicial que saltó a las primeras páginas de los periódicos italianos durante los años 30 del pasado siglo. Mariátegui no tenía la perspectiva histórica de Sciascia, ya que escribió esta pequeña novela-ensayo poco antes de morir, es decir, entre 1929 y 1930. Para él no era una anécdota histórica sino un hecho de actualidad.

La perspectiva de Mariátegui es muy diferente de la de Sciascia. El protagonista no aparece como un impostor sino como alguien en busca de su identidad. Mariátegui explora en esta novela los límites entre realidad y ficción y entre los géneros literarios para transgredirlos.

Ahora, Madrid, 1/12/1933, p. 12

 

José Carlos Mariátegui: novelista experimental

 

 

La sentencia memorable

25/04/2017 Comentarios desactivados en La sentencia memorable

Leonardo Sciascia, La sentencia memorable, Traducción de Mercedes Montmany, Mondadori, 1990.

Extraordinaria historia de un falso y sustituido marido

Como una cosa lleva a la otra y por un hilo se llega al ovillo… desde el caso Bruneri-Canella Leonardo Sciascia llegó hasta el caso Martin Guerre, y desde El teatro de la memoria este lector ha llegado a La sentencia memorable, libro totalmente agotado e inencontrable en su edición en castellano pero del que encontré una copia en internet.

Documentándose sobre el caso Bruneri-Canella, Leonardo Sciascia tuvo conocimiento de otro caso similar ocurrido en el siglo XVI: el caso de Martin Guerre. Este caso era mencionado en una obra publicada en Francia en 1806 con el título Abrégé des causes célèbres, aunque la fuente original de esta causa se hallaba en la relación que hizo Jean de Coras, uno de los jueces que intervino en la misma, publicada en 1565: Arrest memorable du Parlament de Tolose contenant une histoire prodigeuse de nostre temps… El mismo caso fue mencionado también por Montaigne en el capítulo XI del tomo III de sus Essais, titulado “De los cojos“. A partir de estas fuentes, Sciascia construye un relato de los hechos en el que se intercalan los puntos de vista del propio autor con los de los jueces que vieron el caso, con los de Montaigne y con los de otros autores que han abordado el caso desde la ficción o desde la pretensión de una reconstrucción “histórica” del mismo.

Bibliografía sobre el caso de Martin Guerre:

Películas:

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para abril, 2017 en emak bakia.