En nombre de los derechos de las mujeres

09/12/2021 Comentarios desactivados en En nombre de los derechos de las mujeres

Sara R. Farris, En nombre de los derechos de las mujeres. El auge del feminacionalismo, Traducción de Elena Fernández-Renau. Traficantes de Sueños, 2021

Edición original: In the name of women’s rights, Duke University Press, 2017

“No es que las mujeres tengan categoría de colonia, sino que las colonias tienen categoría de mujer.”

MARIA MIES et al., “Women the Last Colony”

La autora constata que en los últimos tiempos ciertos colectivos de feministas y femócratas (representantes del feminismo institucional) se alían con el neoliberalismo y las ideologías nacionalistas de la derecha, e incluso de la extrema derecha, con la pretensión de salvar a las mujeres de otras culturas de las garras del patriarcado de las otras culturas, tal como los imperios pretendían hacer con sus colonias. A analizar este hecho dedica el libro. Lo hace con profundidad. Sus conclusiones son imprescindibles para cambiar nuestra mirada hacia esas otras mujeres. En nombre de sus derechos como mujeres, la sociedad occidental, gracias a la alianza anteriormente mencionada, busca aprovecharlas como mano de obra para sustituir a las mujeres occidentales “liberadas” del yugo de los trabajos domésticos y de cuidados.

“… en el mundo de los trabajadores migrantes, el trabajo de las mujeres migrantes parece obedecer sus propias reglas. Sigue las reglas de género y del «contrato sexual» dentro del hogar, que establece que las mujeres siguen siendo los sujetos a cargo de la reproducción y los cuidados. Pero también sigue las reglas del «contrato racial» según el cual, las minorías raciales y las personas de color siguen siendo aquellas que realizan las tareas menos deseables y menos valiosas de la sociedad.”

Feministas y nacionalistas se prestan al juego del neoliberalismo y del transhumanismo patriarcal que lo que necesita es consumidores y productores asexuados. En la sociedad “ideal” promovida por este neoliberalismo transhumanista, las mujeres occidentales serán borradas como mujeres ya que, supuestamente liberadas, tendrán el mismo papel que los hombres y sus sexos serán indistinguibles, todos serán LGTBIetc. Las que no serán borradas son las mujeres de otras culturas, a las que se “emancipa” de la opresión a la que les someten sus culturas patriarcales, para que realicen los trabajos reproductivos: vientres de alquiler, trabajos domésticos, cuidado de niños y ancianos, prostitución…

izena eta izana

15/09/2016 Comentarios desactivados en izena eta izana

izena-eta-izana

Euskalherriko Bilgune Feminista ha publicado recientemente esta guía práctica. Su título, «izena eta izana», en castellano significa algo así como: «el nombre y el ser».

Ante el problema creado por la administración que exige que los recién nacidos deben registrarse con un nombre que permita distinguir claramente su sexo, este colectivo ha publicado una guía en la que animan a la desobediencia y a la insumisión.

La administración pretende clasificarnos según diversos criterios. En algunos países se clasifica a las personas por criterios como la raza o la religión. Mientras se redactan leyes para la igualdad de género, e incluso para el cambio de sexo, se exige que todas las personas se inscriban como pertenecientes a uno de los dos sexos únicamente reconocidos por la ley. Además del problema que esto supone para aquellas personas que no se pueden encuadrar en uno de estos dos sexos con facilidad (XXY), supone inmiscuirse en la intimidad de las personas. Además de clasificar a todas las personas de acuerdo con el sistema binario hombre/mujer, estos deben estar perfectamente identificados como tales no sólo por la indicación de «sexo» en sus documentos de identificación, sino también mediante su propio nombre que debe diferenciarse claramente entre los hombres y las mujeres.

La modernidad posmoderna… o la posmodernidad moderna ha traido como consecuencia las reivindicaciones de todo tipo. Somos tan libres y tenemos tanta tecnología que ya podemos hacer lo que queramos. Los chicos se pueden convertir en chicas, las chicas en chicos, pero también se puede ser un tercer género, o un cuarto… nos podemos operar para quitarnos el pito y ponernos tetas o para qutarnos las tetas y ponernos un pito… los niños pueden nacer en un laboratorio, podemos contratar uteros de alquiler… los homosexuales se pueden casar… ¿por qué no van a poder tener hijos? ¿es que no tienen derecho? ¿habrá que ser homosexual para poder casarse con alguien del mismo sexo? No se habla de matrimonio entre personas del mismo sexo sino de matrimonio de homosexuales…
Somos tan modernos! o tan posmodernos! somos tan libres! Ya somos iguales. Las mujeres ya pueden ser generales del ejército y comisarias de policía… qué bien, qué igualdad! También pueden ser directoras de bancos y lo que quieran… para eso somos modernos o posmodernos, libres, librísimos… iguales, igualísimos!!!
Pero… eso sí… los niños tienen que tener nombre de niño y las niñas de niña… los niños vestidos de azul y las niñas vestiditas de rosa… a los niños se les regalan coches y a las niñas muñequitas… Claro que si a una niña le gustan los coches en vez de las muñequitas y ensuciarse con barro… será que es un poco marimacho, no? bueno, no pasa nada… pero si a un niño le gustan las muñequitas y pintarse las uñas… bufff… ¿no será maricón? (esto sólo se piensa porque ya no se puede decir… ahora se dice que quizá sea gay, que para eso somos modernos o posmodernos y libres… librísimos!) Luego… cuando sean mayores, si quieren pueden cambiarse de sexo o no, y si son homosexuales se pueden casar con alguien de su mismo sexo…
En toda esta locura ¿a nadie se le ocurre cuál es el fondo de la cuestión? ¿Por qué el sexo es tan importante para la identificación de las personas? ¿Por qué el sexo tiene tanta importancia como seña de identidad de las personas? ¿Por qué la administración, el Estado que todo lo quiere tener controlado, necesita catalogarnos de acuerdo con nuestro sexo? ¿Para qué hace falta? ¿Para que la policía sepa cómo tiene que tratarnos… como machotes o como pobres mujercitas…o quizá como putas? ¿Por qué es necesario que figure el sexo en nuestros documentos de identidad? No hace mucho tiempo, en algunos lugares, muy «civilizados» por cierto, del planeta, en los documentos de identidad se indicaba también la raza… el sexo y la raza… ¿por qué todavía se tiene que registrar el sexo de las personas en el registro civil? ¿para qué sirve si ahora ya se pueden casar con los de su mismo sexo? ¿No se evitarían problemas administrativos para el cambio de sexo?
Seamos insumisos a la identificación sexual… no queremos que se nos identifique de acuerdo con nuestro sexo, porque es algo íntimo que sólo nos afecta a nosotros. Que el Estado no intervenga en nuestras identidades sexuales para nada…

Réponse de femmes

06/04/2016 Comentarios desactivados en Réponse de femmes

reponse de femmes

El patriarcado es dominación y violencia. Julieta Paredes, mujer aymara, que desarrolla su vida en la práctica de lo que ella llama «feminismo comunitario», afirma que el patriarcado es el responsable de todas las opresiones, de todas las violencias, de todas las humillaciones que viven la humanidad y la naturaleza no humana, y que esta violencia y esta dominación está construída sobre la opresión a las mujeres.

Agnès Varda ofrece algunas de las respuestas de las mujeres a la violencia que el patriarcado ejerce sobre ellas.

Patrick Dunn: Para abolir la violación, derrocad el deseo masculino

The Danish Girl

22/03/2016 Comentarios desactivados en The Danish Girl

the-danish-girl

Una vez más una película que trivializa las cuestiones de identidad sexual y los problemas derivados del encasillamiento en las categorías de género preestablecidas. Ya vimos otra titulada Laurence Anyways con un argumento muy similar y un tratamiento del tema parecido. En ningún momento se hace una crítica en profundidad de las categorías de género. Al contrario éstas salen reforzadas. En las sociedades modernas los ricos y desocupados, al parecer como consecuencia de su aburrimiento, tienen derecho a no gustarse a sí mismos y a reclamar de la ciencia que les solucione el problema. Tratan de hacernos creer que el gusto por los trapitos, los zapatos de tacón, el maquillaje y los peinados es lo que hace que alguien sea una mujer, de tal forma que a quien le gustan estas cosas es porque se siente mujer y entonces está dispuesto a someterse a todas las carnicerías que le ofrezca cualquier desalmado para conseguir incluso que sus genitales sean los de una mujer. Lo peor de todo es que estos personajes, incluido el médico carnicero sin escrúpulos, se nos presentan como luchadores por el derecho a la libre elección de la identidad sexual. Si los “ciudadanos” tienen derecho a elegir su identidad sexual y operarse los genitales para ello, habrá que pensar en reivindicar el derecho a la elección de la identidad racial para lo que los pigmeos tendrán derecho a operarse para hacerse más altos, por ejemplo. Este quería ser mujer y tener hijos, pero otro podría querer ser gallina y poner huevos. ¿Por qué va a tener menos derecho?

Esta película es un insulto a las mujeres sobre todo a las que se siguen sintiendo mujeres aunque no tengan posibilidad de comprarse ropas caras, tengan que ir sucias y despeinadas y con olor a comida y a los meados de sus niños. Por lo visto cuando alguien se siente mujer no solo le gustan los vestiditos y los peinados sino que ya deja de gustarle pintar cuadros y prefiere trabajar de dependienta en una perfumería. Es un insulto también a las mujeres que no tienen más remedio que trabajar de dependientas.

Por otra parte, su mujer, está tan bien enseñada para cumplir con el papel que la sociedad reserva a las mujeres que en lugar de enviarle a paseo sigue tras él aguantando sus desplantes y su rechazo y ayudándole en su tránsito hacia su nueva vida de ultratumba.

Aunque la mayor parte de las películas que abordan estas cuestiones lo hacen de una forma muy parecida a esta, hay alguna excepción: Les garçons et Guillaume, à table! en la que se aborda el problema de la identidad sexual desde una perspectiva verdaderamente crítica.

feminismo

16/09/2015 Comentarios desactivados en feminismo

«El feminismo libró un combate que no existe ya, no porque hubiera ganado o perdido, sino porque su campo de batalla era un terreno construible y la dominación ha montado en él sus cuarteles.»

TIQQUN, Ecografía de una potencia

Les garçons et Guillaume à table!

06/09/2015 Comentarios desactivados en Les garçons et Guillaume à table!

Guillaume

Una película sobre la diferencia diferente. Porque puede haber diferencias diferentes y porque también se pueden hacer películas sobre las diferencias diferentes. Una película diferente.

Estamos acostumbrados a ver películas sobre niños que les gusta ser niñas. La mayor parte de estas películas reivindican el derecho de los niños a querer ser niñas para lo que los instalan en la categoría de mariquitas-gays-homosexuales. No se acepta la diferencia diferente. Cada caso es distinto. No hay dos personas iguales y no hay dos niños iguales.

Guillaume tenía un padre y unos hermanos mayores deportistas, guapos, atléticos, chulos, arrogantes… o sea, muy viriles… y a Guillaume no le gustaban. Le gustaba más su madre. Le gustaba más el mundo de las mujeres que el de los hombres… Le costó librarse del encasillamiento de género: si eres macho pero te gustan los valores, las características culturalmente consideradas como femeninas… significa que eres maricón, homosexual, gay…  ¿De verdad?

Guillaume se interpreta a sí mismo, de adolescente y de adulto, y también interpreta a su madre. Antes de hacer esta película montó una obra de teatro en la que él sólo representaba a todos los personajes.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con género en emak bakia.