Tres cuentos de Sophia de Mello

17/11/2020 Comentarios desactivados en Tres cuentos de Sophia de Mello

Sophia de Mello Breyner-Andresen, Tres cuentos, Traducción de María Tecla Portela, Ilustraciones de Danuta Wojciechowska, Talis, Madrid, 2005

Títulos originales: A Fada Oriana, A Árvore y O Espelho Ou o Retrato Vivo

 

A árvore antiga
Que cantou na brisa
Tornou-se cantiga

Poesía transformada en cuentos infantiles. Son tres cuentos en los que la mirada poética de Sophia de Mello es acompañada por las bellas ilustraciones de Danuta. Todos podemos ser hadas si nos comprometemos con el cuidado. En estos cuentos las hadas cuidan de la gente, de los animales, de las plantes, de los árboles, de los ríos y de todas las cosas, los árboles se convierten en música y los espejos mantienen vivos a los seres queridos.

A Fada Oriana

A Árvore

O Espelho Ou o Retrato Vivo

Cuentos de la selva

16/11/2020 Comentarios desactivados en Cuentos de la selva

Horacio Quiroga, Cuentos de la selva, Introducción de Seve Calleja, Ilustraciones de Daniel Tamayo, El Gallo de Oro, Bilbao 2020.

y se sentaban a su lado a comer pedacitos de huevos duros que él les guardaba, mientras ellos le contaban la vida de la selva.

Horacio Quiroga conocía la selva porque vivió en ella mucho tiempo. Escribió muchísimo relatos cortos que solían publicarse en periódicos argentinos y uruguayos, especialmente en Caras y Caretas. También escribió cuentos para sus hijos cuando eran pequeños, como los ocho que se incluyen este libro y que fueron publicados por primera vez en 1918. Uno de ellos, “La abeja haragana” fue publicado también en Caras y Caretas el 30 de noviembre de 1918.

Son cuentos para niños en los que los animales hablan entre ellos y con los humanos. Ocho cuentos en los que el hombre es un animal más que comparte la selva con otros animales. Cuentos en los que están presentes la muerte y la violencia, porque la selva es violencia y lucha por la vida, pero en los que también hay ayuda, solidaridad, cuidado, comprensión, generosidad…

Las ilustraciones de Daniel Tamayo son como sombras chinescas que acompañan los relatos en este cuidada edición de “El Gallo de Oro”.

 

Bibliografía:

Diego Fabián Arévalo Viveros», «El cuento es la selva»

«Los cuentos de la selva» (Liliana Romero, 2010)

De Natura Florum

03/05/2020 Comentarios desactivados en De Natura Florum

Clarice Lispector, De Natura Florum, Traducción de Alejandro G. Schnetzer, Ilustraciones de Elena Odriozola. Nórdica Libros, 2020

Plantó Jehová un jardín
al oriente del Edén, y
puso allí al ser que
había creado.

GÉNESIS, 2, 8

Dos sensibilidades, la de Clarice Lispector y la de Elena Odriozola, se aúnan esperando el encuentro con la sensibilidad de quien, con este libro en sus manos, pueda completar el mundo de sensaciones y de emociones que pusieron en marcha, sin ellas saberlo, la rosa, el clavel, el girasol, la violeta, la siempreviva, la margarita, la palma, la orquídea, el tulipán, la flor de los trigales, la angélica, el jazmín, la estrelicia, la azalea, la dama de noche, la flor de cactus, la edelweiss, el geranio, la victoria regia y el crisantemo…

De Natura Florum apareció el 3 de abril de 1971 en Journal do Brasil de Río de Janairo. El texto fue reelaborado por la autora para su novela Agua Viva (1973).

 

El libro negro de los colores

16/11/2019 Comentarios desactivados en El libro negro de los colores

Menena Cottin, Rosana Faría, El libro nego de los colores, Libros del Zorro Rojo, 2008

 

Todos los colores le gustan a Tomás, porque los oye, los huele, los toca y los saborea.

 

Un libro para romper prejuicios, porque hay otras formas de ver. Porque siempre hay otras formas de ver.

Verdadera historia de la muerte de Francisco Franco

22/08/2019 Comentarios desactivados en Verdadera historia de la muerte de Francisco Franco

Max Aub, Verdadera historia de la muerte de Francisco Franco. Ilustraciones de Antonio Santos, Editorial Cuadernos del Vigía, Granada, 2014.

Sus ces serruchan el aire; todo este aserrín que hay por el suelo, de ellos viene. Y si los hombres se han quedado sordos a ellos se debe.

Refugiados españoles en México y un sólo tema de conversación. Bueno, dos: “cuando yo…” y “cuando caiga Franco…”. Y como “la verdad también se inventa”, la verdadera historia de la muerte de Franco, es una verdadera joya, una invención verdadera.

Un relato, escrito en 1960, que puede escucharse en la voz del propio Max Aub.

El viento comenzó a mecer la hierba

21/06/2019 Comentarios desactivados en El viento comenzó a mecer la hierba

Emily Dickinson, El viento comenzó a mecer la hierba. Ilustraciones de Kike de la Rubia, Selección y presentación de Juan Marqués, Traducción de Enrique Goicolea, Nórdica libros, 2012.

[…]
Jugarán otros niños en el prado,
dormirán bajo tierra otros cansancios;
pero la pensativa primavera
como la nieve llegará a su tiempo.

Como señala Juan Marqués en la presentación, los poemas de Emily Dickinson están escritos exclusivamente para la inmensa minoría de sí misma…

El viento comenzó a mecer la hierba.
Con ruidos graves y amenazadores
envió una amenaza a la tierra
y otra amenaza al cielo.
[…]

———————————

No es que morir nos duela tanto.
Es vivir lo que más nos duele.
Pero morir es algo diferente,
un algo detrás de la puerta.

La costumbre del pájaro de ir al Sur
-antes de que los hielos lleguen
acepta una mejor latitud-.
Nosotros somos los pájaros que se quedan.

Los temblorosos, rondando la puerta del granjero,
mendigando su ocasional migaja
hasta que las compasivas nieves
convencen a nuestras plumas para ir a casa.

——————————

LIBROS:

¡Qué bueno regresar a mis libros!
-término de los fatigados días-.
Casi compensa la abstinencia,
y el dolor se olvida con el placer.

Como aromas que confortan a los invitados
en el banquete, mientras esperan,
esta fragancia aligera el tiempo hasta que llego
a mi pequeña biblioteca.

Puede haber desolación afuera,
lejanos pasos de hombres que padecen,
pero la fiesta suprime la noche
y hay campanas, interiormente.

Doy las gracias a estos Parientes del Estante.
Sus caras apergaminadas
nos enamoran mientras esperamos,
y nos satisfacen al alcanzarlas.

—————————

Como si el mar se retirara
y mostrara un mar más lejano;
y ese, otro aún más lejano;
y el tercero no fuera sino la conjetura

de series de mares
no visitados por las costas;
y estos mismos, el borde de otros mares.
Esto es la Eternidad.

———————————

El día señalado

31/05/2019 Comentarios desactivados en El día señalado

Enrique Vila-Matas, El día señalado, Ilustraciones de Anuska Allepuz, Nórdica libros, 2015.

Publicado por primera vez incluido en Exploradores del abismo, Anagrama, 2007.

incluso en los casos extremos en los que todo está en juego, se sigue viviendo como si no pasara nada.

Un relato del Vila-Matas más kafkiano en el que se asoma al abismo de la fatalidad, de las profecías y de un destino que nos aguarda inexorable. ¿Somos marionetas del destino?

 

Así comienza:

«Isabelle Dumarchey tenía diez años cuando una gitana le pronosticó que moriría sedienta y de pie, tal vez bailando, en un día de invierno muy lluvioso, de un año imposible de determinar. Sus padres no le dieron mayor importancia a esas palabras»

 

Las ilustraciones de Anuska Allepuz consiguen, mediante luces y sombras, crear el ambiente visual adecuado para acompañar la lectura.

p. 61:
“No te preocupes tanto de lo que pueda suceder. Ya estás suficientemente nerviosa preocupándote por lo que sucede.”

p. 62:
“Decidió que se movería en las fronteras del vacío, probaría a ver qué sucedía si se asomaba al abismo.”

p. 68:
“La muerte es agradable. Nos libra del pensamiento de la muerte.”

p. 69:
“Me gusta la soledad, incluso cuando estoy sola.”

p. 76:
“… incluso en los casos extremos en los que todo está en juego, se sigue viviendo como si no pasara nada.”

La herida en la lengua

04/02/2019 Comentarios desactivados en La herida en la lengua

Chantal Maillard, La herida en la lengua, Tusquets, 2015

Ilustraciones: David Escalona, «Vendados» (2013)

Vendados pies y manos.
Cuerpo como lanzadera.
No nos han preparado para este juego.

Eran una
sola resonancia
de infinitas voces
retumbando en el caos.

Labios vendados / almas
vendadas

y en la boca-túnel
la herida.

«Por sobrevivir, cualquier animal embiste las paredes de su celda, atraviesa continentes, camina hasta extenuarse, desplaza a otros, se defiende y mata. Ninguno, sin embargo, esclaviza a otro por provecho o diversión, ninguno encarcela a otro para contemplar las piruetas que da tratando de hallar la salida. La crueldad no son las fauces del tigre en el cuello de una gacela, no, la crueldad es moral, y la moral es humana. La estupidez también.»

Vi

27/01/2019 Comentarios desactivados en Vi

Nikolái Gógol, Vi, Traducción de Víctor Gallego, Ilustraciones de Luis Scafati, Nórdica Libros, 2009

Título original: Vij

 

Sé lo que digo: en Kiev, todas las mujeres del mercado son brujas.

 

Terror tradicional, brujas, duendes y vampiresas… Gógol, como en otras ocasiones, recoge un cuento de la tradición oral y lo convierte en literatura escrita de gran calidad. En el fondo permanece el mensaje tradicional que ha llegado a nuestros días y que parece que continuará propagándose durante mucho tiempo: !cuídate de las mujeres! !todas son brujas!

Vuelo de brujas (Francisco de Goya, 1797)

 

Algunos fragmentos:

p. 67:
“Sentía que en su alma empezaba a insinuarse una angustia imparable, como cuando, en medio del torbellino de alegría de una muchedumbre entusiasmada, se alza de pronto un canto sobre los padecimientos del pueblo.”

p. 110:
“Mirando de reojo, el filósofo vio que traían a un ser achaparrado, rechoncho, patizambo. Todo su cuerpo estaba cubierto de tierra negra, por entre la cual sus manos y sus pies sobresalían como nudosas y fuertes raíces. Andaba con dificultad, tropezando a cada paso. Sus largos párpados colgaban hasta el suelo.”

p. 114:
“Yo sé por qué murió: porque tuvo miedo. Si no lo hubiera tenido, la bruja no habría podido hacerle nada. […] Sé lo que digo: en Kiev, todas las mujeres del mercado son brujas.”

Nochebuena

24/12/2018 Comentarios desactivados en Nochebuena

Ilustración de Alberto Gamón

Nikolái Gógol, Nochebuena, Traducción del ruso de Marta Sánchez-Nieves, Nórdica Libros, 2017.

Título original: Noch péred Rózhdestvom

 

… incluso pudo observar a un hechicero que, subido en un puchero, pasó a su lado como una flecha; a las estrellas que, amontonadas, jugaban a la gallinita ciega; a todo un enjambre de espíritus remolinados en un lugar apartado; a un diablo que bailaba a la luz de la luna y que, al ver al herrero cabalgando, se quitó el sombrero; a una escoba que volaba de regreso y en la que, por lo visto, acababa de viajar una bruja allá donde necesitara…

 

La víspera de Navidad, la Nochebuena, es una noche de magia. Es la noche que anuncia el día, la oscuridad que precede a la luz. Es la noche del solsticio de invierno. En todos los lugares y en todos los tiempos, esta noche se llena de significados y de simbolismos… se llena de magia, la magia con la que Gógol construye su relato de Nochebuena. La lectura de este relato evoca las pinturas de Marc Chagall, al igual que la ilustración de Alberto Gamón de la portada del libro…

La Nochebuena es la noche en la que los jóvenes recorren las calles cantando coplas para recoger todo aquello que los vecinos puedan o quieran darles a cambio de la alegría que reparten:

El último día antes de Navidad había acabado. Llegó clara la noche de invierno. Salieron las estrellas. Se alzó grandiosa la luna en el cielo para iluminar a las buenas gentes y a todo el mundo, para que todos disfrutaran de salir a cantar koliadki…

Koliadki son las canciones que se cantan en Ucrania durante la noche que precede al día de Navidad. Los dueños de las casas echan al saco de quienes cantan embuchados o pan… Una costumbre que se repite a lo largo de la geografía. En Euskal Herria, el equivalente a los koliadki es el Olentzero… La gente joven recorre las calles cantando coplas y recogiendo viandas con las que celebrar una fiesta.

Noch pered Rozhdestvom (película de animación dirigida por Valentina y Zinaida Brumberg en 1951)

Koliadki

 

Nokolái Rimski-Kórsakov compuso la ópera Ночь перед Рождеством, basada en este relato de Gógol.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con ilustraciones en emak bakia.