Una meditación

11/07/2020 Comentarios desactivados en Una meditación

Juan Benet, Una meditación, Seix Barral, Barcelona, 1970.

Escribo, en definitiva, porque me distrae, me entretiene y es una de esas cosas de las que no me harto nunca: cuesta mucho, pero no me decepciona”… “Una sierra al fondo, una carretera tortuosa y un monte bajo un primer plano” (Juan Benet)

 

Aún tenía que venir mucho sol y, con él, tantos actos de manifiesta maldad con que debe anunciarse todo verano.

Una larga meditación, en un único párrafo de más de trescientas páginas, plagada de digresiones, sobre el tiempo, la ruina, el amor, el miedo, la violencia y el sexo… pero sobre todo sobre la soledad, en la que su principal protagonista es la memoria. Benet no relata una historia, sino más bien un árbol de historias, cuyo tronco es la memoria del narrador… Una meditación es un libro escrito a la sombra de Las palmeras salvajes, una de las novelas más enigmáticas de su admirado Faulkner. No sólo el estilo y la utilización de complicadas metáforas recuerda a Faulkner, sino que muchas de las tramas imaginadas por Benet son trasunto de algunas de las de Faulkner, como por ejemplo lo relacionado con las minas, los administradores de las minas y los mineros…

La trama principal se desarrolla en torno al viaje de invierno que realizan Carlos Bonaval y Leo Titelacer a la cueva de la Manzorra, recreando las historias mitológicas de Tántalo, que fue castigado por los dioses por sus crímenes y eternamente torturado en lo más profundo de la tierra, y de Tannhäuser, que descubre el Monte de Venus en una cueva bajo la tierra…

La escritura de Benet, según Nora Catelli, es el “barro enloquecido de la prosa”. Escritura algebraica formada por largos párrafos de complicadas frases anidadas, que tienen una estructura más algebraica que sintáctica: “Una conversación tan larga como entrecortada, cuyas preguntas y respuestas no eran jamás formuladas, cuyas oraciones era preciso buscarlas -como los envíos en clave que ocultan algunos literatos en la maraña de sus composiciones- entresacando aquí y allá la palabra maestra religada a la anterior que le da sentido gracias a un orden algébrico distinto e independiente al sintáctico.”

Algunas reseñas:

– Guillermo Belcore, Reseña en el blog La Biblioteca de Asterión

– Hugues, «Le magnifique deuxième roman de Juan Benet, dont les vrais héros sont sans doute les pièges de la mémoire

– Jérôme Goude, «Les méandres de la mémoire»

– Denise Boyer, «Una meditaciòn ou le récit d’un « arrangeur »«

« Leer el resto de esta entrada »

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con Jan Benet en emak bakia.