La ruptura

04/11/2015 Comentarios desactivados en La ruptura

La ruptura

Stephen Koch, La ruptura. Hemingway, Dos Passos y el asesinato de José Robles, Traducción de Nuria Barroso, Galaxia Gutenberg, 2006

Un libro que pensaba leer pero que es posible que no llegue a hacerlo nunca… Lo que he leido sobre su autor en el libro Enterrar a los muertos de Ignacio Martínez de Pisón y lo que dice sobre este libro Enric Ucelay-Da Cal en su reseña titulada “Misericordia” me ha quitado las ganas de hacerlo. La vida es corta y hay demasiadas cosas más interesantes para leer.

Martínez de Pisón, aunque hace referencia a otra obra anterior, El fin de la inocencia, dice de Koch: “La tergiversación que Koch hace del relato original no se permite el menor descanso, pero su meticulosa traición a cualquier idea de objetividad nunca llega a ser tan alarmante como cuando se decide a dar rienda suelta a su inventiva y desliza aquí y allá como datos contrastados lo que no son sino meras conjeturas.” (Enterrar a los muertosp. 74).

De la reseña de Enric Ucelay-Da Cal, entresaco algunas líneas: “Aun siendo un ensayista tan preocupado por la problemática relación entre agentes soviéticos e intelectuales norteamericanos, Koch ni conoce, ni le importa, la política española de aquellos tiempos: inútil buscar nombres como Azaña o Lerroux en su escueta descripción de «theRepublic»: una de sus muy infrecuentes alusiones a las figuras españolas (¡asegura que Largo Caballero tenía su base política en Cataluña!; véase la página 187) da la escasa talla de su perspectiva. La España republicana no pasa de ser un trasfondo, un decorado simbólico sin mayor importancia, que sirve para relatar la vida en color y cinemascope de dos renombrados escritores que partieron del camino político común de las izquierdas estadounidenses para tomar direcciones ideológicas diferentes. En tan fílmica circunstancia, dada la pareja de protagonistas contendientes y la amante de uno de ellos, hay un cadáver –un español, José Robles Pazos (1897-1937), viejo amigo de «Dos» desde 1916, español que enseña en una universidad estadounidense, que ha desaparecido; pronto, ante la cada vez más agustiosa búsqueda de «Dos» de despacho en despacho, la ausencia de Robles se revela como un escamoteo interesado, un asesinato que nadie se atreve a admitir. El muerto, pues, sirve para iniciar la película. Sería el MacGuffin (el término del director británico Alfred Hitchcock –18991980– nacionalizado estadounidense, de estrictísima formación católica y, por cierto, muy anticomunista) para el asunto que empieza una intriga, sin mayor relevancia en sí mismo. Los malos del guión son representados por los soviéticos y, en especial, por Mijail Efimovich Koltsov (18981942), a quien Koch presenta como el director de todo lo relacionado con asuntos de intelectuales engagés en el marco de la Guerra Civil. Los españoles son, por lo demás, comparsas. La narrativa de Koch acaba con las últimas implicaciones de la relación entre «Hem» y «Dos» (y las hembras hemingwayanas) en Estados Unidos. De modo bastante irritante (y más para quien ha enseñado a escribir a inocentes), Koch tiene la mala costumbre de explicar qué pasa por las cabecitas de sus protagonistas, sin la insinuación siquiera de un documento que lo justifique. Pretende ser historia, pero está novelada, en el peor sentido.”

Reseñas:

Anuncios

Etiquetado:, , , , , ,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La ruptura en emak bakia.

Meta