¿De qué se les acusa?

16/11/2018 Comentarios desactivados en ¿De qué se les acusa?

Cristo acusado por los fariseos (Duccio Di Buoninsegna, 1308)

«- ¿De qué se les acusa?

– De muchas cosas: escándalo en la vía pública, ofensas y resistencia a la autoridad, subversión, instigación al desorden y que dizque intenciones de apoderarse del poder. De todo eso y más; tú sabes cómo se pueden ir acumulando delitos cuando quieren cargar con alguien.»

Juan Rulfo, «El descubridor», en El gallo de oro y otros relatos.

 

Bella Ciao

03/11/2018 Comentarios desactivados en Bella Ciao

Bella Ciao from Hector Suñol on Vimeo.

Yo acuso

03/11/2018 Comentarios desactivados en Yo acuso

Yo también acuso al Estado español de ser un Estado totalitario y vengativo… y cavernícola.

¡NO PASARÁN!

02/11/2018 Comentarios desactivados en ¡NO PASARÁN!

El País, 10 de abril de 1985

Madrid. 30.05.14. Concentracion en la Puerta del Sol en solidaridad con Can Vies. FOTO: JOSE LUIS ROCA

Las cárceles

16/10/2018 Comentarios desactivados en Las cárceles

Banksy- Mural en NY denunciando la prisión de Zehra Dogan

 

Para Jordi Cuixart
Para Jordi Sánchez
a quienes un Estado intolerante y vengativo
mantiene en la cárcel desde hace un año
porque un pueblo ha gritado ¡libertad!

 

Un hombre aguarda dentro de un pozo sin remedio…

Porque un pueblo ha gritado, ¡libertad!

 

LAS CÁRCELES

I

Las cárceles se arrastran por la humedad del mundo,
van por la tenebrosa vía de los juzgados:
buscan a un hombre, buscan a un pueblo, lo persiguen,
lo absorben, se lo tragan.

No se ve, no se escucha la pena de metal,
el sollozo del hierro que atropellan y escupen:
el llanto de la espada puesta sobre los jueces
de cemento fangoso.

Allí, bajo la cárcel, la fábrica del llanto,
el telar de la lágrima que no ha de ser estéril,
el casco de los odios y de las esperanzas,
fabrican, tejen, hunden.

Cuando están las perdices más roncas y acopladas,
y el azul amoroso de las fuerzas expansivas,
un hombre hace memoria de la luz, de la tierra,
húmedamente negro.

Se da contra las piedras la libertad, el día,
el paso galopante de un hombre, la cabeza,
la boca con espuma, con decisión de espuma,
la libertad, un hombre.

Un hombre que cosecha y arroja todo el viento
desde su corazón donde crece un plumaje:
un hombre que es el mismo dentro de cada frío,
de cada calabozo.

Un hombre que ha soñado con las aguas del mar,
y destroza sus alas como un rayo amarrado,
y estremece las rejas, y se clava los dientes
en los dientes del trueno.

II

Aquí no se pelea por un buey desmayado,
sino por un caballo que ve pudrir sus crines,
y siente sus galopes debajo de los cascos
pudrirse airadamente.

Limpiad el salivazo que lleva en la mejilla,
y desencadenad el corazón del mundo,
y detened las fauces de las voraces cárceles
donde el sol retrocede.

La libertad se pudre desplumada en la lengua
de quienes son sus siervos más que sus poseedores.
Romped esas cadenas, y las otras que escucho
detrás de esos esclavos.

Esos que sólo buscan abandonar su cárcel,
su rincón, su cadena, no la de los demás.
Y en cuanto lo consiguen, descienden pluma a pluma,
enmohecen, se arrastran.

Son los encadenados por siempre desde siempre.
Ser libre es una cosa que sólo un hombre sabe:
sólo el hombre que advierto dentro de esa mazmorra
como si yo estuviera.

Cierra las puertas, echa la aldaba, carcelero.
Ata duro a ese hombre: no le atarás el alma.
Son muchas llaves, muchos cerrojos, injusticias:
no le atarás el alma.

Cadenas, sí: cadenas de sangre necesita.
Hierros venenosos, cálidos, sanguíneos eslabones,
nudos que no rechacen a los nudos siguientes
humanamente atados.

Un hombre aguarda dentro de un pozo sin remedio,
tenso, conmocionado, con la oreja aplicada.
Porque un pueblo ha gritado, ¡libertad!, vuela el cielo.
Y las cárceles vuelan.

Miguel Hernández, EL HOMBRE ACECHA, 1939

María dos Prazeres

20/09/2018 Comentarios desactivados en María dos Prazeres

Ilustración: Carme Solé Vendrell

Gabriel García Márquez, María dos Prazeres, Ilustraciones de Carme Solé Vendrell, Editorial Norma, 1999.

El hombre de la agencia funeraria llegó tan puntual, que María dos Prazeres estaba todavía en bata de baño y con la cabeza llena de tubos lanzadores, y apenas si tuvo tiempo de ponerse una rosa roja en la oreja para no parecer tan indeseable como se sentía. Se lamentó aún más de su estado cuando abrió la puerta y vio que no era un notario lúgubre, como ella suponía que debían ser los comerciantes de la muerte, sino un joven tímido con una chaqueta a cuadros y una corbata con pájaros de colores. No llevaba abrigo, a pesar de la primavera incierta de Barcelona, cuya llovizna de vientos sesgados la hacía casi siempre menos tolerable que el invierno. María dos Prazeres, que había recibido a tantos hombres a cualquier hora, se sintió avergonzada como muy pocas veces.

« Leer el resto de esta entrada »

Mûsa Anter

16/09/2018 Comentarios desactivados en Mûsa Anter

Plaça Sant Jaume, Barcelona (16/9/2018)

«Si la meva llengua sacseja els fonaments del teu estat, això vol dir que has construit el teu estat sobre la meva terra.»

«Nire hizkuntzak zure estatuaren oinarriak astintzen baldin baditu, zure estatua nire lurraldean eraiki duzula esan nahi du.»

Âpe Mûsa Anter (1920-1992)

Via fora

15/09/2018 Comentarios desactivados en Via fora

Via Fora … tots al carrer, catalans !

Desde molt abans del S. XIII (anys entre el 1200-i-1299), «Via Fora» (tots al carrer) era una crit que utilitzava la població civil catalana quan es veien amenaçades les seves terres o les seves pertinences per agresions forastereres, tenien l’obligació d’acudir al toc de sometent tots els homes menors de 60 anys i majors de 16 quan la terra o el poble es veia en perill.

 

Biblioteca de Catalunya, FB 874

 

Nacionalismo banal

07/09/2018 Comentarios desactivados en Nacionalismo banal

Michael Billig, Nacionalismo banal, Traducción de Ricardo García Pérez, Capitán Swing

Par ma foi, il y a plus de quarante ans que je dis de la prose, sans que j’en susse rien

Molière, Le Bourgeois gentilhomme, Acte II

 

Ahora le llaman «patriotismo constitucional» porque no les gusta llamarle nacionalismo… Para Michael Billig se trata simplemente de «nacionalismo banal», es decir, son nacionalistas pero no lo saben.

¿Por qué la gente no olvida su identidad nacional? Billig sugiere que el nacionalismo cotidiano se encuentra presente en los medios de comunicación, en numerosos símbolos omnipresentes y en ciertos hábitos rutinarios del lenguaje. Elementos habituales en nuestra vida cotidiana, como la bandera que ondea en los edificios públicos, escuelas, despachos, fachadas de las viviendas, etc., son eficaces recordatorios que operan de manera mecánica sobre el inconsciente individual y colectivo, más allá de la conciencia deliberada. Mientras que la teoría tradicional ha puesto el punto de mira en las expresiones más radicales del nacionalismo, el autor centra la atención en las formas diarias y menos visibles de esta ideología, que se encuentran profundamente arraigadas en la conciencia contemporánea, y que constituyen lo que define como un «nacionalismo banal».

Los escritos de Billig son de lectura esencial para comprender el fenómeno nacional, los aspectos más banales en que se manifiesta y cómo es utilizado, en primer lugar, por los estados-nación. El autor cuestiona las teorías ortodoxas de la Sociología, de la Ciencia Política y de la Psicología Social que ignoran este crucial asunto, y manifiesta con convicción y documentación que el nacionalismo continúa siendo una fuerza ideológica fundamental en el mundo contemporáneo.

#RiveraQuítameEste

30/08/2018 Comentarios desactivados en #RiveraQuítameEste

Y todos estos… que están en Madrid

Madrid. Parque de El Retiro. 30 de agosto de 2018

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con Catalunya en emak bakia.