El funeral de Lolita

30/07/2021 Comentarios desactivados en El funeral de Lolita

Luna Miguel, El funeral de Lolita, Lumen, Barcelona, 2018

El tiempo de una vida nos separa
Infranqueable:
A un lado la juventud libre y risueña;
A otro la vejez humillante e inhóspita.

De joven no sabía
Ver la hermosura, codiciarla, poseerla;
De viejo la he aprendido
y veo a la hermosura, mas la codicio inútilmente

Mano de viejo mancha
El cuerpo juvenil si intenta acariciarlo.
Con solitaria dignidad el viejo debe
Pasar de largo junto a la tentación tardía.

Luis Cernuda, “Despedida” (Desolación de la quimera, 1962)

Escribir es complicado cuando sólo quieres decir lo que tienes que esconder

Literatura posmoderna para tiempos posmodernos… es decir, literatura superficial para tiempos superficiales, literatura fácil para tiempos difíciles que a algunos les parecen fáciles… viajar, comer, follar, beber, bailar, drogarse, guasaps y emails… eso es todo… un puro hastío. Quiere ser la mirada que Nabokov nos ocultó… el punto de vista de Lolita, pero solo consigue hacer una novelucha al estilo de Corín Tellado, pero con pollas, coños, mamadas y todo lo que haga falta para cumplir con las normas del arte y de la vida posmoderna…

El diario que transcribe en las páginas centrales del libro (capítulo 35) es lo único que podría salvar este intento de nosesabebienqué

No entiendo que alguien que disfruta tanto con un buen vino pida “copas” y nunca pida una botella… ¿y lo de que la gran maravilla del cocido madrileño es que para hacerlo basta con una simple olla a presión? ¿una olla a presión? ¿de verdad?

Parece como si Luna Miguel quisiera ser Amélie Nothomb… hasta en su propia imagen… pero no es más que una caricatura.

Sin embargo, a pesar de todo, logra hacer explícito algo que queda oculto en la novela de Nabokov… Al aportar el punto de vista de la adolescente que se convierte en amante del hombre adulto, pone en evidencia la perversa desigualdad de una relación en la que la inocencia de la adolescente, cuya necesidad de amar se confunde con un incipiente despertar del deseo sexual, es utilizada por el adulto únicamente para satisfacer su deseo sexual, sin tener en cuenta las verdaderas razones por las que se le entrega ni el daño que le puede estar haciendo.

Un descubrimiento: Raúl Zurita

¿Y si yo soy la mala? ¿Y si la víctima es él? ¿Y si es mentira que soy Lucrecia?

Etiquetado:,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El funeral de Lolita en emak bakia.

Meta