Ensayo general de una revuelta

01/12/2019 Comentarios desactivados en Ensayo general de una revuelta

Francesc-Marc Álvaro, Ensayo general de una revuelta. Las claves del proceso catalán, Galaxia-Gutenberg, 2019

El conflicto político que se vive en Cataluña y en relación con España únicamente podrá resolverse si lo diagnosticamos con toda su complejidad; nada garantiza que de un diagnóstico certero se siga fácilmente la solución, pero podemos estar seguros de que afrontarlo con simplicidad nos conducirá con toda seguridad hacia el fracaso.

DANIEL INNERARITY

 

Francesc-Marc Álvaro aporta su grano de arena para el diagnóstico que demanda Daniel Innerarity, haciendo un análisis minucioso y documentado del llamado “procés”, el proceso catalán hacia la independencia. Aporta interesantes puntos de vista, intentando en todo momento huir de las miradas apasionadas. El libro es una búsqueda de explicaciones de las razones que han llevado a una parte, el independentismo catalán, y a la otra, el Estado español, al callejón sin salida actual. Profundiza en los “relatos” y en las “ignorancias cruzadas”, en los debates sobre la violencia y en lo que él llama los “como si”…


Algunos fragmentos:

p. 13:
El proceso independentista catalán es la crisis más importante de España desde la recuperación de la democracia. Todo lo que ha pasado desde el año 2010 y, sobre todo, los hechos de octubre de 2017 han cambiado el paisaje de nuestra vida pública. Lo que durante décadas se denominó “el problema catalán” es hoy un fenómeno nuevo y estrechamente vinculado al desgaste del sistema democrático español y a las tensiones que recorren la Europa de nuestros días.

p. 16:
Recuerdo que, en junio de 2014, de visita a España, el prestigioso académico y político canadiense Michael Ignatieff, estudioso de los nacionalismos entre otras cosas, fue muy elocuente preguntado al respecto: “Es esencial que España encuentre una salida democrática a las demandas catalanas, porque mientras no lo haga estará creando un problema de democracia en la Unión Europea. Si los catalanes demandan un cambio constitucional o un proceso de consulta, se les debe escuchar y hallar entre todos una solución política.

p. 17:
El historiador Jordi Casassas nos recuerda que “el conjunto del catalanismo sentimiento, movimiento y político ha evolucionado en un terreno casi siempre muy poco favorable gracias a saber adaptarse a la realidad cambiante y a no acabar de perder nunca un cierto carácter resistencialista.

p. 19:
Joaquim Nadal lo ha resumido de esta manera: “Sorprende mucho que el soberanismo, que es hoy en Cataluña un movimiento esencialmente interclasista y mesocrático, se deje llevar con tanta facilidad por los postulados del radicalismo anticapitalista que exhibe su condición de organización antisistema y su modelo de desobediencia civil a la cara de las clases medias de Cataluña, que lo miran complacidas”.

p. 20:
La primera y más importante misión de cualquier Estado constituido, en todo el planeta, es preservar su existencia…
(¿?¿?¿?)

p. 21:
… es muy difícil encontrar líderes que, en cada lado del conflicto, quieran representar el papel de lo que Hans Magnus Enzensberger denomina “el héroe de la retirada”, el que tiene el coraje de desactivar las bombas en vez de lanzarlas sobre el enemigo.

p. 25: [26/10/2017]
Los republicanos consideran que los convergentes los han engañado y Puigdemont está convencido de que Junqueras hace un doble juego: exige la independencia a los socios pero, por detrás, pide (a otros actores políticos, económicos y sociales) que convenzan al president para que convoque elecciones. Aunque hay algunos consellers republicanos del Govern partidarios de las urnas, Puigdemont piensa que ERC quiere hacer un win win de manual, a costa de su cabeza: ganar los futuros comicios por goleada después de haber denunciado al líder convergente como el único responsable de la renuncia a la independencia…

p. 26: (Avisahi Margalit)

p. 33:
Los planes para conseguir la independencia de Cataluña fracasan pero generan, al mismo tiempo, una nueva realidad política, que consolida el cambio de mentalidad y el movimiento de masas que son el motor de este objetivo, asumido por casi la mitad de la sociedad catalana; […] Xavier Vendrell, que fue dirigente de ERC y breve conseller de Governació durante el tripartito, describe el proceso como un ensayo general…

p. 35:
Vuelvo a Vicens Vives: “Alguien ha escrito que Cataluña era un pueblo más bien rebelde que revolucionario, entendiendo por rebelión el estado de protesta permanente y por revolución el de protesta constructiva. Yo no lo creo, y pienso que Albert Camus tampoco lo habría creído, él que consideraba la revolución como la destrucción de toda libertad y la rebelión como la conquista de la dignidad humana”.

p. 37:
El nuevo independentismo catalán es un relato que alcanza el éxito y, a la vez, una acción política que fracasa, he ahí una de las grandes contradicciones de este movimiento.

p. 39: (Mònica Sabata) (Jaume López, Dret a decidir: de Catalunya al món)

p. 41:
Para los observadores exteriores, derecho a decidir relaciona la causa catalana con la profundización de la democracia más que con reivindicaciones de tipo identitario o territorial en términos clásicos.

p. 41: (Michael Keating)

p. 41:
Pujol y los nacionalistas conservadores decidieron que el catalanismo tendría que dar cabida a la población inmigrante, que sería asimilada por medio de la lengua y luego podría compartir la historia y la cultura comunes.

p. 46:
Mientras la agenda indignada de máximos acaba empaquetada en políticas de socialdemocracia más o menos avanzada una vez Podemos aterriza en la política institucional, la agenda independentista aparece como una verdadera ruptura de consecuencias históricas, que intenta resolver un conflicto nacional que existe desde hace siglos.
[…]
Podemos disputa al independentismo el monopolio de la ilusión, en un paisaje de agotamiento de la política convencional. Ambos hacen bandera de la regeneración democrática desde patriotismos muy diferentes: el patriotismo de quien dispone de un Estado constituido y el patriotismo de quien no lo tiene.

p. 47:
La realidad es que la voluntad de crear un Estado nuevo diferente de España es vista como la pérdida de una propiedad por parte de muchos españoles.

p. 53:
Los ideólogos del aznarismo importaron y adaptaron el concepto “patriotismo constitucional”, del pensador alemán Jürgen Habermas, para combatir los nacionalismos catalán y vasco. El PP empezó a apropiarse de la Constitución y a hacer interpretaciones excluyentes que reducían los espacios de consenso y de debate.

p. 58:
Hay un creciente hartazgo por tener que soportar la mirada airada de los que siguen percibiendo la identidad catalana (instituciones, estructura económica, idioma y tradición cultural) como el defecto de fabricación que impide en España alcanzar una soñada e imposible uniformidad.

p. 92:
En 1924, aparece el Manifiesto de los escritores castellanos en defensa de la lengua catalana, que firman figuras como Ortega y Gasset, Azaña, Menéndez Pidal y García Lorca.

p. 93:
Josep Carner i Ribalta, uno de los colaboradores de confianza de Macià, preparó La Catalogne Rebelle, un libro que documentaba lo que se conoció como “el proceso de los catalanes” y que editó Estat Català desde París el año 1927.

p. 142:
… hay que tener en cuenta que el programa electoral del PSC -con Pere Navarro como cabeza de lista- incluyó por primera y última vez la posibilidad de celebrar un referendum “para que los catalanes y catalanas decidan”…

p. 159:
La historia del nacionalismo catalán es la de un movimiento político que ha tenido dos objetivos complementarios inseparables: la defensa del autogobierno de Cataluña dentro del Estado español y la voluntad de contribuir a modernizar y regenerar el conjunto de España, mediante la participación en la política de Madrid, bajo la premisa de que el segundo objetivo favorecía siempre mecánicamente el primero.

(Esto se ha demostrado imposible!!! España es irreformable!! y por eso la independencia es la única opción)

p. 162: (The fog of war)

p. 166:
La idea de un Estado español en la UVI insuflaba optimismo a un movimiento que quería creer que el adversario no podría responder con la fuerza que históricamente había demostrado.

p. 178:
… Martín Rodríguez Sol, que, a principios del año 2013, fue forzado a dimitir como fiscal superior de Cataluña después de haber declarado públicamente que “al pueblo hay que darle la posibilidad de expresar lo que quiere; en general a cualquier pueblo”.

p. 183:
La ausencia de miedo ha sido esencial para que mucha gente asumiera la hipótesis de la independencia con normalidad: pensaban que, a diferencia de lo que sucedía en otras épocas, el Estado español no querría ni podría -no se atrevería- a reprimir de manera violenta una demanda democrática expresada pacíficamente por una parte importante de la sociedad.

p. 184:
… el núcleo dirigente independentista no tuvo suficientemente en cuenta que el clima de inestabilidad crearía inquietud y miedo en muchos de los catalanes contrarios o indiferentes a la idea de un Estado independiente, y que eso exigía inteligencia por parte del Govern y los partidos independentistas. Oriol Soler, que como hemos explicado formaba parte del estado mayor del proceso pero no tenía responsabilidad institucional alguna, es quien ha hecho una crítica más severa sobre este asunto.

p. 186:
Muy pocos se acuerdan, a día de hoy, de que los discursos sobre Cataluña del padre de Felipe VI, el rey Juan Carlos I, salieron durante unos cuantos años de la pluma del escritor Baltasar Porcel…

p. 209:
“Por encima de la verdad está la unidad de España” [dicho por Bieito Rubido, director del ABC, según Josep Martí]

p. 213:
… el proceso catalán es al mismo tiempo un simulacro de desconexión (revestido de una retórica más o menos épica) y un intento de negociación con el Estado para evitar el salto al vacío.

p. 217:
No hace falta ser nacionalista catalán para sumarse a la causa de la independencia de Cataluña, al contrario: muchos independentista se definen hoy como no nacionalistas. No hay que sentirse únicamente catalán para ser partidario de la independencia, sentirse español es perfectamente compatible con querer vivir en una República catalana independiente.

p. 218-219:
En enero de 2017, cuando más encendido era el debate político en torno al proceso, que enfilaba la recta final, Edicions 62 publicó el último libro del profesor Joan-Lluís Marfany, titulado Nacionalisme espanyol i catalanitat (1789-1859). Capa a una revisió de la Renaixença. […] La tesis del que fuera profesor de la Universidad de Liverpool durante muchos años es que los mismos hombres de la burguesía que impulsan la Renaixença -considerada tópicamente el punto de partida de la nueva conciencia nacional catalana- contribuyen a forjar el moderno nacionalismo español. Visión paradójica y alejada del relato historiográfico canónico.

Etiquetado:, , ,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Ensayo general de una revuelta en emak bakia.

Meta