Los invisibles

06/06/2019 Comentarios desactivados en Los invisibles

Nanni Balestrini, Los Invisibles. Traducción de Joaquín Jordà. Introducción de Raúl Sánchez Cedillo. Prefacio por Toni Negri. Traficantes de Sueños, Madrid, 2007.

Edición original: Gli Invisibili, Bompiani editori, 1987.

“ampliar la ofensiva significa radicalizar la insubordinación a cualquier jerarquía ejercer nuestra creatividad destructiva contra la sociedad del espectáculo sabotear los coches y las mercancías que sabotean nuestra vida promover huelgas generales salvajes por tiempo indeterminado reunirse siempre en asamblea en todas las fábricas de la periferia elegir delegados siempre revocables por la base conectar constantemente todos los lugares de lucha no descuidar ninguno de los medios técnicos útiles para la comunicación liberada dar un valor de uso directo a todo lo que tiene un valor de cambio ocupar permanentemente las fábricas y los edificios públicos organizar la autodefensa de los territorios conquistados y adelante con los faroles”

 

Recientemente fallecido, Nanni Balestrini fue el trovador de las luchas obreras y estudiantiles del operaísmo y del movimiento del 77.

Esta novela, escrita sin signos de puntuación, en un estilo que alguien calificó como de «monorrimos narrativos», y que huye de la linealidad cronológica, narra las vivencias de un joven que formó parte de los movimientos populares autónomos que lucharon contra el sistema durante la década de 1970 y que padeció la represión y la violencia del Estado. El Estado liberal-democrático no admite la disidencia y contra ella aplica toda la violencia posible, una violencia que termina dando lugar a la violencia de autodefensa de los movimientos populares que es precisamente la que acaba con ellos.

– Raúl Sánchez Cedillo, «Autonomía italiana 1968-1977«, Irola Irratia

El movimiento del’77, Traficantes de Sueños

– Mario Tronti, «Nuestro operaísmo»

Entrevista a Alessandro Stella, que participó en la autonomía obrera italiana


Algunos fragmentos:

p. 67:
“dentro de la cárcel existía una situación de lucha continua que repercutía en la estructura del control porque la cárcel es esto es una estructura que elabora al máximo el control sobre el cuerpo y por tanto el hecho de que este control sea redimensionado corresponde a una variación de la correlación de fuerzas entre presos y carceleros”

p. 74:
“nos dice inmediatamente con voz brusca quién es el responsable aquí sabéis que estáis haciendo una cosa ilegal inmediatamente todos nos echamos a reír ellos se miran unos a otros sin comprender”

p. 77:
“parecía una escena de los indios del 77”

p. 134:
“la gente de la ciudad era muy diferente de la gente del pueblo era mejor me parecía mejor porque no se dedicaba a controlarte a espiarte como en el pueblo y allí en la ciudad lo que hacías no llegaba inmediatamente a oídos de todos”

p. 181:
“ampliar la ofensiva significa radicalizar la insubordinación a cualquier jerarquía ejercer nuestra creatividad destructiva contra la sociedad del espectáculo sabotear los coches y las mercancías que sabotean nuestra vida promover huelgas generales salvajes por tiempo indeterminado reunirse siempre en asamblea en todas las fábricas de la periferia elegir delegados siempre revocables por la base conectar constantemente todos los lugares de lucha no descuidar ninguno de los medios técnicos útiles para la comunicación liberada dar un valor de uso directo a todo lo que tiene un valor de cambio ocupar permanentemente las fábricas y los edificios públicos organizar la autodefensa de los territorios conquistados y adelante con los faroles”

p. 223:
“está claro que la heroína en general jode a los más rebeldes y los más insatisfechos a los que más rechazan este sistema y ya no consiguen soportarlo con la heroína se les ofrece simplemente una salida individualista y autodestructiva al deseo de cambiar a la rabia que llevamos dentro”

p. 225:
“las paredes son ininterrumpidos graffitis dibujos y pintadas que se mezclan se superponen en todas las paredes contra los patronos contra el trabajo negro contra todos los trabajos contra el ghetto contra el clero contra el alcalde contra el sindicato contra los partidos contra la junta municipal contra los machos contra la heroína contra los fascistas contra los maderos contra los jueces contra el estado contra la miseria contra la represión contra la cárcel contra la familia contra la escuela contra los sacrificios contra el aburrimiento”

p. 235:
“se puso en marcha una apabullante campaña de criminalización de todo el movimiento por la mañana leía el diario un diario cualquiera y no había la menor diferencia entre el último gacetillero de sucesos y el ilustre intelectual sociólogo filósofo psicólogo historiador novelista etcétera todos escribían que el movimiento no era más que una agitación convulsa de desclasados aventureros fascistas esquizofrénicos delincuentes que debían ser barridos lo antes posible para la salvación de la democracia y de la convivencia civil había entre nosotros una sensación de impotencia frente a esa falsificación sistemática de todo pero creímos que no había otra elección que aceptar de todos modos el desafío en el terreno de la comunicación así que decidimos montar una radio del movimiento”

Etiquetado:, , , ,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Los invisibles en emak bakia.

Meta