Retroceder y buscar refugios

14/07/2018 Comentarios desactivados en Retroceder y buscar refugios

«Se arregló la bata, juntó las manos bajo la nuca, y mientras escuchaba el tictac de su reloj de pulsera, cayó en la cuenta de que, a decir verdad, en su vida no había hecho más que retroceder y buscar refugios, ante la vulgaridad, en la música; ante la música, en el castigo; ante el castigo, en el pensamiento puro, y, por último, buscar refugio también ante el pensamiento, retroceder, retroceder, como si su destino poseyera un ángel rector que de tan extraña manera conducía a su meta al recalcitrante: para que retrocediera hasta la alegría cándida de las cosas, por así decirlo, para que comprendiese por fin que no había nada que comprender, para que captara que el ‘sentido del mundo’, si existía, superaba el suyo y para que se diera cuenta, al fin y al cabo, de que bastaba con lo que tenía.»

László Krasznahorkai, Melancolía de la resistencia, p. 261

Etiquetado:

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Retroceder y buscar refugios en emak bakia.

Meta