Oscuro animal celeste

09/06/2018 Comentarios desactivados en Oscuro animal celeste

Beñat Arginzoniz, Oscuro animal celeste. Prólogo de José Fernández de la Sota. El Gallo de Oro, 2016

Oscuro animal celeste,
junto al filo de la espada donde van a morir los labios
están creciendo
las serpientes ciegas de tu corazón.

 

Gabriel Celaya dijo que la poesía es “algo como el aire que todos respiramos”, “palabras que todos repetimos sintiendo como nuestras”… No soy lector habitual de poesía y suelo encontrarla como algo distante, fuera de mí, a lo que me cuesta llegar, pero Beñat Arginzoniz ha conseguido que sienta como mías las palabras que pone juntas en cada uno de sus pequeños poemas…

“La poesía es una flor extraña. La que contienen estos versos oscuros y brillantes de Beñat Arginzoniz pertenece también a esa extraña botánica de flores raras. Oscuro animal celeste parece un libro escrito más allá o más acá de la vigilia. De ahí su naturaleza excéntrica, porque la poesía -como nos recordaba el propio autor en su ensayo” La herida iluminada”- no se escribe en un estado normal de vigilia, sino que es necesario estar más dormido o más despierto. El resultado, entonces, emparenta con los ricos universos simbólicos de poetas como García Lorca o Antonio Gamoneda.” (Del prólogo de José Fernández de la Sota.)

“Claro de luna sobre el mar”, 1912, xilografia, firmada a mano, Edvard Munch.

Entre la luna del cielo
y la luna del agua
hay un camino de espejos.
Los muertos pasan despacio
sobre el cristal de los sueños.
Entre una luna y la otra
caminos de doble filo.
Los muertos suben y bajan
multiplicando el reflejo.

Anuncios

Etiquetado:, , , ,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Oscuro animal celeste en emak bakia.

Meta