La partida

24/03/2017 Comentarios desactivados en La partida

Ordené traer mi caballo del establo. El criado no me entendió. Fui yo mismo al establo, ensillé el caballo y me monté en él. Oí una trompeta a lo lejos, pregunté al criado su significado. No sabía nada ni había oído nada. Me detuvo en el portón y preguntó: “¿Adónde cabalgas, señor?” “No lo sé”, dije, “fuera de aquí. Siempre fuera de aquí, sólo así podré llegar a mi meta” “¿Así que conoces tu meta?”, preguntó. ” Sí “, respondí , “acabo de decirlo. Fuera de aquí, tal es mi meta.” ¿No llevas provisiones?”, preguntó. “No me son necesarias”, respondí, “el viaje es tan largo que moriré de hambre si no consigo alimentos por el camino. No hay provisión que pueda salvarme. Por suerte es un viaje realmente interminable”.

Franz Kafka, La partida (La muralla china y otros relatos)

Fuera de aquí, tal es mi meta… porque partir, marchar, ponerme en camino… huir… tal es mi meta. No hay otro objetivo: partir siempre…

Enrique Vila-Matas ha utilizado esta frase en varias ocasiones. La primera de ellas en el relato breve titulado Leonardo que forma parte del volumen Nunca voy al cine. Más adelante, en Exploradores del abismo (2007), la volvemos a encontrar:

Voy pensando que un libro nace de una insatisfacción, nace de un vacío, cuyos perímetros van revelándose en el transcurso y final del trabajo. Seguramente escribirlo es llenar ese vacío. En el libro que terminé ayer, todos los personajes acaban siendo exploradores del abismo o, mejor dicho, del contenido de ese abismo. Investigan en la nada y no cesan hasta dar con uno de sus posibles contenidos, pues sin duda les disgustaría ser confundidos con nihilistas. Todos ellos han elegido, como actitud ante el mundo, asomarse al vacío. Y no hay duda de que conectan con una frase de Kafka: Fuera de aquí, tal es mi meta.

Anuncios

Etiquetado:, ,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La partida en emak bakia.

Meta