El ruido del tiempo

08/01/2017 Comentarios desactivados en El ruido del tiempo

el-ruido-del-tiempo

Julian Barnes, El ruido del tiempo, Traducción de Jaime Zulaika, Editorial Anagrama, 2016.

¿Qué podrá oponerse al ruido del tiempo? Sólo esa música que llevamos dentro -la música de nuestro ser- que algunos transforman en auténtica música. Que, a lo largo de las décadas, si es lo suficientemente fuerte y auténtica y pura para acallar el ruido del tiempo, se transforma en el susurro de la historia. A esto se aferraba él.

El ruido del tiempo (Shum Vremeni), que fue traducido al castellano como El rumor del tiempo, es el título de un relato poético de Ossip Mandelstam en el que su autor se expresaba de esta manera: “Veo la unidad de un frío desmesurado que ha soldado décadas en un solo día, en una sola noche, en un profundo invierno donde el terrible sistema estatal es como un horno del que brotan llamas de hielo”.

Dmitri Shostakovich no pudo ser un héroe como Ossip Mandelstam, pero no le fue nada fácil ser un cobarde: “Ser un héroe era mucho más fácil que ser un cobarde. Para ser un héroe sólo tenías que ser valiente un momento… Pero ser cobarde era embarcarse en una carrera que duraba toda la vida”. Es la cobardía de Shostakovich la que le amargó la existencia, la que le hizo vivir constantemente atemorizado, temiendo no sólo por su vida sino por la de todas las personas que quería, de sus allegados, de sus amigos, incluso la de quienes se atrevían a interpretar o programas sus obras. Fue la cobardía la que le empujó a traicionar a sus amigos, a firmar artículos escritos por otros, a denunciar a músicos y escritores que admiraba. Qizá fuera también la cobradía la que inspiró sus composiciones más pesimistas…

La novela de Julian Barnes logra que empaticemos con una persona a la que siempre habíamos visto con recelos justificados. Siempre fue el músico sospechoso, tanto para unos como para otros. Víctima y verdugo al mismo tiempo. Pobre Shostakóvich…

La traducción, aunque suponemos que es correcta en general, adolece de fallos garrafales, imperdonables en un traductor como Jaime Zulaika y en una editorial como Anagrama, aunque en los últimos tiempos estamos detectando un descenso de la calidad de sus ediciones. La tasa decreciente de beneficios de la fase actual del capitalismo exige ahorrar costes… los originales no se revisan lo suficiente, se recurre a correctores automáticos e incluso, esta es nuestra impresión, a traducciones guiadas por ordenador. De otra forma son inexplicables errores como estos:

Página 73:

En el original en inglés se lee: “Fear normally drives out all other emotions as well”

La traducción convierte la frase en ininteligible: “Normalmente el aire suplanta también a todas las demás emociones”

El aire se ha colado por las rendijas que deja el miedo…

 

Página 107:

En el original en inglés se lee: “it was obvious what must logically come forth: the Red Beethoven.”

La traducción, creemos que no es correcta: “era obvia la deducción lógica: el Beethoven rojo.”

Lo que era lógico era que apareciera un Beethoven rojo, no que el Beethoven rojo fuera una “deducción lógica”.

 

Página 108:

En el original en inglés se lee: “A properly melodic work, of course, and one utterly devoid of formalist tendencies.”

La traducción cambia completamente el sentido de la frase: “Una obra debidamente melódica, claro está, pero totalmente desprovista de tendencias formalistas.”

Creemos que el “pero” debería haber sido una conjunción copulativa “y”.

 

Página 111:

En el original en inglés se lee: “The story of how you were up to your neck in the Tukhachevsky assassination plot…”

Que ha sido traducido por esto: “La historia de que estabas implicado hasta el cuello en el complot para asesinar a Tujachevski…”

El complot, como todo el mundo sabe, menos el traductor, era el supuesto complot de Tujachevski para asesinar a Stalin…

 

El que en una obra de escasas 200 páginas con un tamaño de caracteres considerable, un lector que no pretende encontrar errores haya hallado tantos, hace sospechar que habrá algunos más… Esto hace desconfiar del traductor y de la editorial para sucesivas lecturas…

Anuncios

Etiquetado:, , , , , ,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El ruido del tiempo en emak bakia.

Meta