Homenaje a Cataluña

04/10/2015 Comentarios desactivados en Homenaje a Cataluña

Homenaje a Cataluña

George Orwell, Homenaje a Cataluña, Traducción de Virus Editorial, El País, 2003

Yo estaba integrando, más o menos por azar, la única comunidad de Europa occidental donde la conciencia revolucionaria y el rechazo del capitalismo eran más normales que su contrario. En Aragón se estaba entre decenas de miles de personas de origen proletario en su mayoría, todas ellas vivían y se trataban en términos de igualdad. En teoría, era una igualdad perfecta, y en la práctica no estaba muy lejos de serlo. En algunos aspectos, se experimentaba un pregusto de socialismo, por lo cual entiendo que la actitud mental prevaleciente fuera de índole socialista. Muchas de las motivaciones corrientes en la vida civilizada —ostentación, afán de lucro, temor a los patrones, etcétera— simplemente habían dejado de existir. La división de clases desapareció hasta un punto que resulta casi inconcebible en la atmósfera mercantil de Inglaterra; allí sólo estábamos los campesinos y nosotros, y nadie era amo de nadie.

George Orwell llega a España a luchar contra el levantamiento fascista a comienzos de 1937 cuando todavía se está viviendo el ambiente revolucionario derivado de la reacción popular contra los insurgentes del 17 de julio de 1936, que fue especialmente intenso en Barcelona y en toda Cataluña y que se fue extendiendo por el frente de Aragón. Asiste como testigo directamente involucrado a los sucesos de mayo de 1937 en Barcelona y ofrece en este libro, redactado pocos meses después, un testimonio honesto sobre los mismos. A través de este testimonio se hacen patentes las maniobras y las mentiras difundidas por los dirigentes comunistas del PSUC y del PCE para acabar con todo vestigio revolucionario. España se convirtió en un campo de maniobras en el que todos los estados europeos estaban interesados. Ninguno de ellos, ni siquiera la URSS deseaba una revolución en España. Los revolucionarios de la CNT y del POUM se convirtieron en los enemigos más peligrosos, más incluso que los franquistas, y el objetivo en aquellos meses de 1937 fue acabar con ellos por todos los medios, siendo el de la propaganda uno de los mejor utilizados. El gobierno del Frente Popular, un gobierno de unidad entre los sectores más progresistas de la burguesía y los partidos de base obrera y por tanto un gobierno que representaba un republicanismo burgués-progresista, se había mostrado indeciso sobre cuál de los dos peligros que le asediaban debía atender con prioridad: la sublevación de las clases dominantes tradicionales o la revolución de las clases oprimidas. Cuando las clases dominantes se sublevaron, el gobierno de la República se vio obligado a hacer frente a los dos peligros simultáneamente.

Para el gobierno de la República, la revolución fue un enemigo a combatir, tanto como la sublevación. Para el comunismo estalinista de la URSS el principal enemigo en aquellos años no era el fascismo sino la disidencia “trotskista”. Ese enemigo en España estaba representado por el POUM y el objetivo fue acabar con todos sus miembros, a quienes persiguieron, encarcelaron y asesinaron con la colaboración incondicional del Partido Comunista. El estalinismo español, representado por el PCE-PSUC, supo montar una eficaz alianza con el republicanismo burgués consiguiendo así un gran aumento de su poder  e influencia (Julio Aróstegui, Por qué el 18 de julio… y después, p. 494) que utilizó para acabar con sus enemigos políticos representados por el POUM y con la incipiente revolución española. Para la URSS de Stalin la guerra española era una oportunidad para extender su poder en Europa creando un estado satélite. El resto de estados europeos se conformaron con confiar en que triunfaran los sublevados sin comprometerse excesivamente con ellos.

George Orwell fue testigo directo de estos acontecimientos, que relata con una gran honestidad, reconociendo su parcialidad: “Sólo se puede estar seguro de lo que se ha visto con los propios ojos y, consciente o inconscientemente, todos escribimos con parcialidad… cuidado con mi parcialidad, mis errores factuales y la deformación que inevitablemente produce el que yo sólo haya podido ver una parte de los hechos. Pero cuidado también con lo mismo al leer cualquier otro libro acerca de este período de la guerra española.

 

Anuncios

Etiquetado:, , , , , ,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Homenaje a Cataluña en emak bakia.

Meta