Balada de la cárcel de Reading

25/08/2015 Comentarios desactivados en Balada de la cárcel de Reading

 

Balada

Oscar Wilde, Balada de la cárcel de Reading, Traducción de A. Haddock, Las ediciones de la Banda de Moebius, 1979

Quizá sea, tal como lo consideran algunos críticos, una de las mejores obras de Oscar Wilde. Robert Merle, un estudioso de la obra de Oscar Wilde, consideró este poema como el fruto  de la tensión que causó en un autor romántico un tema realista.

Yo nunca vi a gente tan triste
mirar tan afanosamente
esa pequeña tienda de azul
que el prisionero llama cielo
y cada nube alegre que pasaba
extrañamente libre.

...

No sé si la Ley es justa
o si la Ley es mala;
los que yacemos en prisión sabemos
sólo que el muro es fuerte;
que un día es como un año,
un año de días largos.

Mas esto sé: que toda ley
hecha por hombres para hombres,
desde que Caín mató a su hermano
y el triste mundo principió,
aventa el grano y guarda la paja,
usando un bieldo pérfido.

Y sé también -y bueno fuera
que todos lo supiesen-
que las prisiones están hechas
de adobes de vergüenza,
sus verjas no dejan a Dios que vea
a hombres vejando a sus hermanos.

...

Prisión de Reading, ciudad de Reading:
allí hay un pozo de vergüenza;
un hombre desgraciado yace en él,
comido por los dientes de la llama;
mortaja ardiente tiene
en una tumba anónima.

Hasta que Cristo llame a los muertos
allí le dejan en silencio.
No necesita necias lágrimas
ni suspiros en el aire:
había matado lo que amaba
y tuvo que morir.

Y todos matan lo que aman,
escúcheseme bien,
hay quien lo hace con miradas
y quien con zalamera voz;
con besos lo hacen los cobardes,
a espada los valientes.
Anuncios

Etiquetado:,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Balada de la cárcel de Reading en emak bakia.

Meta