Señas de identidad

26/07/2015 Comentarios desactivados en Señas de identidad

señas de identidad

Juan Goytisolo, Señas de identidad, Prólogo de Juan Bonilla, Bibliotex, 2001

Vuelvo a Juan Goytisolo después de mucho tiempo. Leí alguna cosa hace muchos años y no había vuelto a leer nada suyo. Vuelvo a él y empiezo por una novela que tiene ya casi cincuenta años. Señas de identidad es la primera novela con la que Juan Goytisolo empieza a ser el Juan Goytisolo que ya nunca dejará de ser.

El propio Juan Goytisolo dijo en una entrevista que esta novela era quizá la más desesperada y la más triste de las que había escrito hasta entonces. Según él, el tema de esta novela sería la herida moral de un hombre de su generación al que le tocó sufrir la tragedia de la guerra civil y sus consecuencias. La escritura de esta novela supuso para él la recuperación de sus señas de identidad reales y la pérdida de las señas de identidad falsas que le habían impuesto.

El propio autor confesaba recientemente (El País, Babelia, 17/4/2015) que con este libro daba comienzo su obra adulta: “Señas nace de la insatisfacción respecto a mi propio trabajo. Con los primeros libros había cumplido con mi deber de ciudadano, pero no con mi deber de escritor“, el deber de “devolver a la literatura algo distinto de lo que recibiste. Sin la idea de novedad no hay obra verdadera, y yo no había roto con el canon literario”. A partir de esta novela la escritura de Goytisolo no distinguirá ya la prosa de la poesía. Con ella, su estilo rompe la ortografía y la linealidad del argumento.

Uno de los protagonistas de esta gran novela son los sucesos de Yeste de mayo de 1936, a los que dedica un capitulo entero:

“Al sonar las primeras detonaciones hay un movimiento de pánico. Los paisanos tratan de arrebatar los fusiles a los guardias y los acometen con sus hoces y sus cuchillos. En tanto que el grueso de la multitud se desbanda, los hombres más audaces forcejean con los civiles y emprenden con ellos un violento cuerpo a cuerpo. Un campesino logra apoderarse del mosquetón de uno de los números y dispara sobre él. El guardia Pedro Domínguez Requena se lleva las manos a las cartucheras y las retira empapadas de sangre. Al caer, un paisano le hunde en el cuello un gancho de conducir pinos. El delegado del Ayuntamiento de Yeste, Andrés Martínez Muñoz, primer teniente de alcalde y presidente de la oficina de colocación, implora inútilmente una tregua. El brigada le hace fuego a bocajarro diciendo: ‘¡Toma, por ser de la Gestora!’. Desde tierra suplica vida salva en nombre de sus hijos y el brigada le remata con tres balazos. ‘De éste no os ocupéis — grita—, que no sana”.

Anuncios

Etiquetado:,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Señas de identidad en emak bakia.

Meta