Los renglones torcidos de Dios

14/07/2015 Comentarios desactivados en Los renglones torcidos de Dios

los renglones-torcidos-de-dios-portada

Torcuato Luca de Tena, Los renglones torcidos de Dios, Planeta, 2007

“La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.” (Enrique Heine)

Ya no se llaman manicomios, sino sanatorios psiquiátricos, pero el cambio de nombre no supune apenas cambio alguno en la vida de quienes se encuentran encerrados en ellos. Manicomio es una palabra, procedente de otras dos palabras griegas, que significa “cuidar de los locos”. El cambio de nombre por el de sanatorio tiene su origen en la creencia de que lo que hay que hacer no es cuidarlos sino sanarlos. Pero, ¿realmente hay algo que sanar? ¿Es una enfermedad ser diferente de la norma? En esta novela, su autor nos sumerge en la vida de un manicomio y en la de los “reclusos” que allí se encuentran, para indagar en lo que es la enfermedad mental. ¿Y si todos estuviéramos locos de alguna manera?

“Ignorar la propia realidad, eso es la locura” (p. 373)

Aunque quizá la locura sea todo lo contrario: creer que la única realidad está en el propio “yo”, un exceso de identidad con uno mismo y un alejamiento del mundo exterior.

No creo que se trate de la gran novela sobre la locura que algunos proclaman. Tampoco me parece una gran novela en ningún otro sentido. Sin embargo, se lee bien, mantiene el interés, hace dudar y ayuda a entender lo que puede ser padecer un delirio paranoico y hasta qué punto existe una verdad sobre las cosas.

Tiene algunos fallos que me parecen graves. Está plagada de laísmos y utiliza un lenguaje anacrónico. También está contaminada de un cierto maniqueismo. Hay buenos y malos. Los buenos son buenísimos y los malos malísimos. Los militantes de ETA encerrados en el manicomio son “los psicópatas del Norte” o “los racistas”. Comete algunos errores de bulto como cuando se refiere a “la famosa Cartuja de los monjes cistercienses” (no son lo mismo los cartujos que los cistercienses).

 

Anuncios

Etiquetado:, ,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Los renglones torcidos de Dios en emak bakia.

Meta